Category Archives: disney

Recintos impávidos previos a interacciones

Ayer pensaba en los recintos vacíos mientras comía una hamburguesa con queso azul en Voodoo, en pleno corazón del centro internacional. Es decir, pensaba en un estadio cuando no se está jugando un partido de fútbol, un supermercado a medianoche con sus enlatados y frutas intactas e inmóviles, una iglesia cuando no hay misa. Caí en cuenta que los sitios cobran majestuosidad cuando están vacíos, cuando no están influenciadas por el alborozo humano, cobran solemnidad al estar ahí inhabitados. El impávido coloso. Ya cuando el humano entra pues ahí se vuelve otra cosa, ahí es que empiezan a interactuar los sentimientos (buenos o malos); de hecho, también pensaba en eso: un precio es el producto de la interacción de dos sentimientos. Esa interacción fue la que produjo que ayer los Tes de junio de 2032 cerraran al 7.30%, el dólar formara una TRM de 3.055,01 pesos y hubiera subastas de tasa fija.

 

Siempre entran nuevos lectores así que les cuento: un miércoles se hace subasta de tasa fija, el siguiente se hace de UVRs, y así. Ayer hubo 700 mil millones distribuidos en títulos de noviembre de 2025 al 6.608%, abriles de 2028 al 6.915% y junios del 2032 al 7.276%. Me han hecho bastantes preguntas sobre el dólar para fin de año y los análisis arrojan un probable nivel de 3.110 pesos. Y sí, la Burger de Voodoo fue máxima, fue como para hacer vudú.

 

Siempre les tengo cultura. Siempre. Hace poco transmitieron una ópera, la famosa Turandot. En ella, se pone a prueba a un príncipe haciéndole una serie de preguntas. Una de ellas era: ¿qué nace cada noche y muere al amanecer? Haz de cuenta que eres el príncipe. ¿Qué responderías? Quedo abierto a tus comentarios.

 

 

Buena suerte para hoy…

 

 

 

P.D. sigo recogiendo tus gustos musicales. Nómbrame tu canción favorita del momento. Con todos los resultados haré un especial.

 

Una tarde gastronómica con bisque, calamares y amor

Ayer fue un día nutrido y nutricional. Hubo subastas no competitivas en UVRs, vi dólar a 2.942 pesos y los Tes bajaron aproximadamente un punto básico; por ejemplo, los julios del 2024 en promedio pasaron del 6.17% al 6.16%. Antes de desplegar mis alas como chef, antes de mezclar la bisque en la paella, claramente antes de averiguar qué contenía esa bella bisque, antes de todo eso vi que en la pantalla de Futuros específicos se negociaron 188 mil millones de pesos. De ese monto, 80 mil fueron con julios del 2020 a diciembre y 84 mil fueron con julios del 2024 a septiembre.

Luego en la tarde me puse el delantal negro porque me convertí en Kemistry, el chef. Así como existió Zorba, el griego, también existe Kemistry, el chef. Hubo un evento muy interesante de liderazgo, con las cinco C: Compromiso, Complementariedad, Confianza, Coordinación y Comunicación. Fue espectacular y colosal. Bueno, Colosal podría ser la sexta C. Primero la entrada: tortilla española con chorizo sarta, flor de jamón serrano y muchas bellezas al paladar. Brindis, selfis y sonrisas. El plato fuerte fue una paella, cocinada poco a poco entre todos; además hubo calamares apanados con panko.

Luego para el postre hicimos peras en reducción de vino tinto, todo emplatado con algo de chantilly. Fue un muy buen plan, en verdad. Y bueno, aprendí que el bisque es el caldo con cangrejo y huesitos de pescados, vital para el sabor de la paella.

 

Entren a mi instagram @kemistrye :):):):)

Paréntesis abiertos que se deben cerrar

En Jackson Hole, el viernes pasado, habló Jerome Hayden Powell. Él es el presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, él reemplazó a la señora Yellen (de cuyos outfits hablé bastante meses atrás, de sus ortodoxos y poco trendy trajes morados): se notaba tranquilo y ve pocas señales de calentamiento en la economía; todo lo pueden interpretar como quieran, sin embargo, si bien no hubo muchas sorpresas, él dijo que estaría de acuerdo con subir tasas. Como les digo, cada quien se pega de algo para interpretar: lo cierto es que, a la hora que apunté, los Tesoros de 2 años subían del 2.6162% al 2.6244%. Mi labor no es predecirles sino narrarles, es cocinarles algo rico aquí, no soy dueño de la verdad.

 

Por otro lado, el viernes degusté un pan de la Panadería Francesa, con varias almendras, delicioso; un pan que recibí con beneplácito. Me lo comí a media mañana, con los ojos cerrados y con la consciencia de estar alimentándome, de estar recibiendo una buena merienda. Luego hubo caminatas y ocurre que abrí varios paréntesis que deberé ir cerrando a medida que las circunstancias, el tiempo y los propios intereses lo vayan dictaminando.

 

En cuanto a libros, está abierto Más allá del invierno de Isabel Allende y El Juego del Ángel de Carlos Ruiz Zafón, escritor a quien comparan bastante con Dickens y quien ostenta mi mismo apellido. Y en cuanto a series, está abierto The Innocents, Merlí y Sense8. Sense8 es un rompecabezas debidamente apuntado que iré descifrando; y si en el primer capítulo de The Innocents suena Minor victories, Sigrid y LCD Soundsystem, es porque se vienen mil cosas buenas. Todo se mezcla en mi mente, se mezcla con mis propias creaciones. Como dice una tía mía que quiero mucho, espero no cruzar los galanes con los villanos.

 

 

Recordando a van Gogh

Sigamos esta vez con la cultura, más exactamente con la pintura; este aspecto de la vida debería estar ahí siempre acompañándonos, cogiéndonos de la mano como con un niño pequeño, mostrándonos los colores y las formas siempre como si fuéramos los más ignotos del mundo, maravillándonos como si acabáramos de nacer. El arte, los cuadros, esa belleza ahí congelada. Por ahí leía que debemos vivir la vida, no como si fuera el último día, sino como si fuera el primero; no con desenfreno sino con asombro; no haciendo con afán todo lo que pudimos haber hecho, sino haciendo con parsimonia solo la primera actividad, todo a la vez, todo lento. Ver un cuadro bello, ver sus distorsiones, realidades e incongruencias. ¿Hay afán?

Recordaré toda mi vida la visita el año pasado al Musee d’Orsay en París. Tengo todo apuntado, hay mil vivencias pero esta vez les comentaré tan solo las referentes a este artículo, las que quiero mencionar esta vez. Todo a la vez, todo de a poco. Entré al salón, creo que se llamaba el de los post-impresionistas, y vi un Van Gogh. Creo que se llamaba “Les Oliviers” (si hay referencias o alguna escritura errónea favor disculparme de antemano). Me maravillé, sonreí, miraba mis manos, miraba a la gente. Luego vi “Le semeur”, un cuadro más que lindo, imponente. Qué belleza de museo y qué belleza de experiencia.

 

Recuerdo haber visto ahí cuadros de Gauguin, de Renoir, de Monet, de Manet, de Degas y pude ver de primera mano el ambiente parisino del arte impresionista. Pude ver porqué es tan venerada esa manera de expresarse, lloré viendo un cuadro de Mary Cassatt. Los cuadros me hablaban, sentí eso que apodaron los especialistas, ese tal síndrome de Stendhal, es casi enfermarse de ver tanta belleza Casi desfallecer, casi. Siquiera.

El arte. El año pasado estrenaron una película animada sobre este artista, llamada “Loving Vincent”, me acuerdo que fue linda más no me mató del todo, tal vez era muy lenta, no lo sé. Esta vez tendremos la oportunidad de ver un documental sobre van Gogh en Cine Colombia. Será solamente este fin de semana, se llama “Van Gogh: Del boceto a lo sublime”. Se podrá plasmar algo de lo que vi ahí, es la vida y obra de Vincent Van Gogh contada por su más grande coleccionista: Helene Kröller-Müller, una interesante dama que murió en 1939.

No se la pierdan. Entre tantas opciones que tenemos ahora hay cosas muy interesantes. En cine, en Netflix, en la calle, en todo lado. Hoy y siempre. Pero guardémosle un par de horas para ver esto, seguro no se van a arrepentir.

Convenciones y bellezas universales

Ayer se publicaron en Colombia dos datos que tienen que ver con la confianza: primero la confianza industrial, que fue de 5.0, y segundo el ICCO, o mejor dicho el índice de confianza comercial de Fedesarrollo, que fue de 29,5. Independientemente de las escalas, fueron datos buenos que hablan bien de nuestro país. Actualizando datos, por si acaso les preguntan, deben saber que un barril de petróleo vale 67,84 dólares y un dólar vale 2.987 pesos, así que pueden calcular cuántos pesos vale un barril de petróleo. También pueden calcular qué harán con el barril luego de que quede vaciado.

 

Por otro lado, en Cartagena andan en convenciones bancarias; ya se ha vuelto casi como cliché el postear una foto en esta ciudad, con una guayabera, y, parafraseando a una niña que tuvo un incidente desafortunado la otra vez, decir que está felicying in Cartagen. Ya es un cliché. Seguramente algún asistente lo hizo, no lo sé. También en Estados Unidos están en una convención bancaria, no sé si con guayabera, tal vez con botas texanas, no lo sé: es la convención de Jackson Hole. Eso es un pueblo en Wyoming y Wyoming es un Estado de Estados Unidos. No sé exactamente de qué puedan hablar, pero lo que es seguro es que se pegarán en los hombros y se preguntarán mutuamente los colegas lo siguiente: “¿Cómo la ves?”.

 

Mientras no sean bruscos y guaches, todo está bien, todavía hay fé en la humanidad. Yo tengo fé en la humanidad, todos son hermosos. Ustedes son hermosos. Al leer esto y esbozar una leve sonrisa ya lo están siendo.

 

La belleza universal.

Las palabras tienen colores

colorful abstract background, made from color wig

Pulpo en Masterchef: eso es lo que veía mientras tanto, ese fue el fondo de la escritura de hoy.  Mientras se me antoja comerme un alfajor, no sé porqué se me vino a la mente dicho pastel argentino, les cuento que el mercado ayer estuvo bastante movido, con bastantes posturas por todo lado, intenciones, temores y optimismos. Las ventas que preceden las compras en varios puntos de la curva. De todo como en botica: afanes y sosiegos gerenciales. A media mañana se publicó un dato: el del PIB en Colombia. El crecimiento trimestral de este rubro fue 0.6%, un poco menos que el 0.9% esperado, y el dato expresado en base anual fue del 2.8%, mayor al 2.6% esperado. Ahí va creciendo la economía de mi Colombia adorada.

 

Hablando de Masterchef, también hay un Master pero en Sushi, el famoso Sushi Master. Ya he visto fotos por ahí y se ve interesante, así como se ve interesante un dólar a 3.045 pesos, una máster divisa. Debo decir que un fiel acompañante en las mañanas de trading son los manimotos, uno de los mejores inventos de la civilización occidental del último siglo (sin contar los audífonos aisladores de sonido, claro está). Su crujir fue la compañía en el momento de ver la subasta que hubo en UVRs.

 

Por último, les dejo un término ruso y con esto finiquito mi libro y hago una pausa en la literatura rusa: la palabra es Bezlyubye. Traduce “privación del amor”. Me pareció bonita. Ocurre que usualmente me gusta ponerle colores a las palabras, en este caso Bezlyubye es azul cielo. ¿Qué dicen ustedes?

La sobredramatización y los tocadiscos Webcor

Ayer fue un día en el que mucha gente se descalabró las piernas, las encías, las mejillas y hasta las comisuras, puesto que el dólar, inevitable referencia medidora del terror, abrió a 2.952 y cerró a 3.002,85 pesos. Cincuenta pesos en un solo día es un temor sin cuenta. No sé si esto es sobredramatizar las cosas, no sé qué tanto de esto es por Turquía, no sé qué tanto de esto deba ser cierto y qué tanto deba devolverse, no sé nada, pero siendo descriptivos, difícil arte de mostrar lo que ocurre sentado desde la barrera, pues siendo estrictamente descriptivo pareciera coger fuerza hacia más arriba. Aunque ya sabemos, el ser humano sobredramatiza también, no solo en los parqués y trading floors sino también en los DJ gigs, en las obras de teatro o en los partidos de Rakitić o el Pibe. En el amor.

 

Dólar alto entonces, por un lado. Por otro lado, paralelamente y acompasados como en un tándem, las tasas de los Tes se subieron. También acompasado y acompañando todo esto, hubo pulpos, pork chops, lecturas, pruebas de conectividad y alegorías al pasado, ya que en los libros que leo mencionaron los tocadiscos Webcor cuadrados y las máquinas de escribir Undervud. Buenas referencias al pasado se está lanzando este escritor John Crowley. Además me llegó una foto espectacular en exclusiva: la de Liu Yifei haciendo de Mulán, película que empezó ya a filmarse y que estrenarán en marzo de 2020. Impresionante.

 

 

Buena suerte para hoy..

 

 

 

 

P.D. ayer me llegó un paquete muy bello: era una Mc Coin, alguien me la envió. La tengo y está hermosa; quien la haya mandado que me avise, que me diga. Le agradezco. Soy un McTrader.

 

 

 

 

 

 

La tolerancia plurilingüística en una manzana

 

Bogotá cumplió años: felices onomásticos para esta ciudad tan variada y tan sumamente pluricultural. En estos días hubo posesiones, terremotos, vi muchos paraguas, hubo lunes que fueron viernes y miércoles que fueron lunes. Debido a estos festivos, debemos entonces tener en cuenta que hoy habrá subasta normal de Tes entre 9 y 9:30am y subasta de Tes de corto plazo entre 9:30 y 10am; todo se condensa en una sola fecha. Por otro lado tendremos una TRM de 2.898,86 pesos y tuvimos movimientos disímiles en los títulos del gobierno: sepan que los de tasa fija bajaron de tasa (por ejemplo julios del 24 del 6.25% al 6.21%) y los indexados a la UVR subieron (los UVR del 19 se treparon hasta el 1.851%).

 

Curiosidades. Para sopesar los números hay algo que he venido maquinando y es lo siguiente: en mi libro famoso que leo hablan sobre las palabras en su idioma original. Suena obvio pero no lo es: para ustedes una manzana es una manzana. La palabra que debe ser es “manzana” y no Apple (en inglés) ni Apfel (en alemán). Para los hispanohablantes, manzana es como debe ser la fruta y las traducciones en otros idiomas son simples adaptaciones pero no las originales. ¿porqué ocurre eso? Por nuestra natural adaptación al idioma nativo. Sin embargo pensar en que esa fruta verde o roja sea una Apple es difícil de asimilar. Tal cual pasa con lo ajeno: no lo dimensionamos, lo vemos como algo lejano.

 

Abrir la mente es el primer paso. Asumir que lo lejano puede llegar a ser adaptable. Tolerancia plurilingüística podría llamarse este nuevo término adoptado por Kemistry.

 

 

La persistencia filosófica de los números naturales

El fin de semana (el 5 de cada mes) salió el dato de inflación de Julio: fue -0.13%, o sea que en promedio, los productos que componen la canasta familiar bajaron de precio un 0.13%; con esto el dato anual queda en 3.12%. Sigamos con la cultura general: en Estados Unidos publicaron un dato que es, creería yo, el que más afecta las decisiones financieras. Se llama “Aumento en nóminas no agrícolas”; estas aumentaron 157 mil, es como si hubieran contratado a 157 mil personas en trabajos no agrícolas, pero los analistas esperaban 193 mil, así que fue un dato malo. Digamos que, teóricamente, cuando hay datos malos los inversores (amo esa palabra, en vez de inversionistas) se refugian en lo más seguro y por eso compran Tesoros.

 

Hoy es lunes de matemáticas; les voy a hablar de un término que leí en uno de mis tantos libros que consulto, “El prodigio de los números” de Clifford A. Pickover. El término es Persistencia. Así como los humanos tenemos persistencia, así como yo la tengo, asimismo los números la tienen. Es el número de veces que hay que multiplicar las cifras de un número para que de un número de una cifra. Por ejemplo 9.876: si multiplico sus cifras (9*8*7*6)  me da 3.024; si las vuelvo a multiplicar, por efecto del 0, me da 0, así que el 0 mata toda la secuencia y me queda que la Persistencia del número 9.876 es 2. Si no existiera el 0 hubiera podido seguir multiplicando. Si son curiosos, por ejemplo, pueden corroborar que la persistencia de 68.889 es 7.

 

Finanzas y matemáticas. Bueno, podemos concluir algo: el 0, o en otras palabras no pensar nada, nos hace poco persistentes. Las matemáticas siempre enseñan algo no matemático, algo filosófico.

 

Adivinanzas rusas y tasas mexicanas

 

Continuando con mi intención sempiterna de que todos los aspectos de la vida tengan incorporado el elemento artístico, intelectual, numérico y sentimental, y además ya también acabando temporalmente el tema de las tasas de interés con el fin de abarcar otras lides, les cuento que en  México ayer dejaron inalteradas sus tasas al 7.75%.Ya el mes de agosto va corriendo y ayer hubo una especie de respiro frente a los incrementos en las tasas de valoración de los últimos días. Me llamaron a preguntarme por los Tes que se vencen ahora en noviembre de 2018, puesto que su precio subió bastante; también  hubo datos de peticiones de desempleo en Estados Unidos, quedando ese dato en 218 mil peticiones, un poco menos de las 220 mil que preveían (eso es bueno). Como ven, todos los días salen bastantes noticias y a veces, con tanta mescolanza en guarismos, no hay otra opción que la de adivinar lo que va a ocurrir. Una pizca de adivinar, una pizca de razonar y una cucharadita de intuición, así como en Master Chef.

 

En cuanto a adivinanzas, me gusta mucho hacer este ejercicio en el hogar: supongamos que estoy leyendo y veo un término raro, así que busco el significado y les pregunto a las tres mujercitas cohabitantes qué es lo que creen que podría significar. Debido a que el libro estrella que leo, “Traduciendo el cielo”, es en Rusia, ahí salieron estos dos términos: Zakuski y Blini. ¿qué creen que significan? Se los dejo de tarea, usen su imaginación y sus sentidos. Es algo gastronómico.

 

Buena suerte para hoy….

 

p.d. les dejo algo interesante. Muy buena pelea de DJs en Hotel Transylvania 3. Hay música de Tiësto, ajo y triángulos de las bermudas. Gran imperdible de este cuasi-puente.