Cacao hunters, tasas altas y desfallecimientos

 

En la vida de oficina existen unas operaciones llamadas subastas, en las que el gobierno consigue dinero con las entidades financieras pero a cambio de eso les emite unos títulos que ya no existen en físico sino desmaterializados, antes sí existían físicos y se transportaban en motoneta; unos títulos llamados Tes. Ayer, por ejemplo, adquirieron entonces deuda a 2023, a 2027 y a 2035 en unos títulos que no son tasa fija sino indexados a la Unidad de Valor Real, o UVR. En total se endeudan en 350 mil millones, les entra la plata y entran los títulos al mercado, títulos que son luego comprados y vendidos, bien sea por teléfono, por brókers mujeres, por brókers hombres, por pantallas, por softwares de calce y así se suben, se bajan, perdemos, ganamos, nos enamoramos, nos desenamoramos, nos reproducimos y morimos.

 

Mientras tanto ocurren otras cosas. Ayer, mientras se producían amenazas de aranceles, desfallecimientos, firmas de levantamientos de restricciones a niños, polémicas japonesas e inventos como los “vino-culares” en Rusia, degusté una delicia: un chocolatín de Cacao Hunters, esta variedad era 53% Tumaco Leche, sweet and spicy, en verdad delicioso. Casi no se consiguen, eso es lo malo, sin embargo les recomiendo todo lo de los cacao hunters (suena como una serie policiaca ochentera) para que mariden una buena tarde o noche de romance y locura de uplifting trance.

 

Ayer los títulos cerraron la jornada siendo vendidos, con una tasa de los julios del 2024 del 6.19%. Es extraño, no sé porqué ocurrió eso, tal vez alguien comió mucho cacao hunter, ni idea.

Buenas conversaciones y New World Babies

“Night air, good conversation, and a sky full of Stars can heal almost any wound”. Podría acabar aquí el informe, ya se pagó. Esta frase la vi en una página que me encanta llamada Belletrist, en la que una actriz, Emma Roberts, comenta y recomienda libros. No importa de quién sea la frase, lo que importa es que es verdad y lo que más importa es que de las frases nos podemos apropiar, son un patrimonio de la humanidad que andan por ahí: no las buscamos sino que ellas nos buscan. Y así fue. Se las regalo.

 

Otro término que vi por ahí es el de los new world babies, todos lo somos. Además, el mercado generó estas tasas: los títulos de mayo de 2022 rentan un 5.76%, hubo subasta de títulos de corto plazo al 4.834% y dinámicas en las que, con pocos datos macroeconómicos, se gestan movimientos, frases también porqué no, y en últimas se generan precios para arriba y para abajo. No es más, debo decirlo.

 

Conocí el comino negro, que también se llama Nigella. Probé lasagnas. Viajé en el equipo T de Transmilenio. Me antojé de un libro llamado “El origen del tiempo” de Carlo Rovelli. Eso hice.

 

Y todo lo fimé en mi video diario. Si lo quieren ver no más síganme en Instagram @kemistrye o en youtube https://www.youtube.com/watch?v=Z6U3TEzWTdo

. Debo hacerme propaganda.

 

 

Lo engañoso del fútbol y del castellano

Creo que este será el informe menos leído de la historia de los informes leídos y no leídos, puesto que a esta hora, o a cualquier hora, no importa cuando sea, la gente estará (estaré) pendiente del partido de Colombia. Un dólar a 2.923 no importa en este momento ni mucho menos un título de 2020 al 5.26%; ni qué decir del petróleo, un activo esencial (o commodity puesto que aquí somos muy sofisticados) que está valiendo 65 dólares el barril. En este momento nada importa.

 

Como soy amigo de Zabivaka, le dije que hiciera fuerza para que nos fuera bien hoy, seguro él me hará caso. Mientras tanto debo hacer una pausa, hay cosas que me motivan a hacer estas pausas, y me refiero a las hispanizaciones que leí hace unos cuantos días y que he venido recopilando. La primera es clisé, la segunda es gurmé y la tercera es escúter, todas las tres anteriores apuntadas de periódicos de amplia circulación.

 

Para mí si alguien dice una frase clisé en vez de cliché, ya pierde toda la clase, por muy buena que sea la frase. Si alguien me ofrece un plato gurmé pues pierde todo el glamour, lo pierde todo, no me como el plato. Y si alguien compra una o un escúter para viajar a la oficina y ahorrarse el tráfico, lo dejo ir, lo llevo a un point of no return.

 

El español es engañoso, si quiera el fútbol no, o el balompié. Sí, mesié y madmuasel.

Mil ideas, hilos conductores, eventos y marcos fiscales

 

Viene Dumbo, Mary Poppins, la segunda parte de Maléfica y se me hizo vital, necesario y justo recordar la primera parte de Los Increíbles para poder quedar al tanto del hilo conductor y así poder disfrutar de la parte 2, ya ahora en cines. Me habían invitado a la exclusiva première de dicha película hace una semana, a la cual lastimosamente no pude ir, aunque todo ocurre por algo: debido a esto he tenido tiempo para revisar la primera parte, así como también reviso cierres, noticias e indicadores financieros de actualidad.

 

El viernes los títulos famosos colombianos (los de 2024) cerraron al 6.14% y la producción industrial creció un 10.5%, más que el 5.6% esperado, ese es un dato bastante bueno; sin embargo, por otro lado, las ventas al por menor crecieron un 6.3%, menos que el 6.7% esperado. También recordemos que el gobierno anunció el Marco fiscal de mediano plazo: para los que no saben (o no sabemos), es como que el gobierno anuncia de qué manera va a conseguir dinero el próximo año, es básicamente eso. Dentro de eso ven un déficit que irá bajando hasta llegar al 2.2% en el año 2020.

 

Mi marco fiscal personal no lo sé, lo que sí sé es que esta es la mejor canción que oí en el fin de semana, es lo más importante de estos últimos tres días en muchos ámbitos: se llama “Epsilon Centauri” de Ron Flatter. Lo oí en un back 2 back de Eelke Kleijn con Miss Melera. Con esto pueden empezar felices la semana.

Mil cosas en mi ser, en mi mente. Mil ideas.

Bellas exposiciones temporales en el Museo Nacional

 

Un museo en el museo: así se llama la exposición temporal que está hasta el 24 de Junio en el Museo Nacional. Qué belleza de exposición: digamos que una vez cada dos meses voy allá, me encanta su atmósfera, su gente, almuerzo en Panóptico, rememoro lo permanente y aprendo de lo temporal. Esta vez trata de cómo se empezó a construir la modernidad en Colombia a principios del siglo XX, cómo los hábitos de los bogotanos empezaron a modificarse. A esa hora, pónganle aproximadamente las 2:30pm, los Julios del 24 iban cerrando en su high de las últimas semanas, iban cerrando al ominoso 6.145%.

También el mercado hizo spreads, cortos, largos, swaps y transó dólares a 2.862 pesos; aparte hoy estaremos pendiente del dato de Producción industrial en Colombia, espero que salga formidable. Entonces volviendo a la exposición, les decía que con la bonanza económica de finales de siglo XIX los hacendados empezaron a adquirir bienes, nació el teléfono, el ferrocarril, el acueducto y la electricidad. Con eso también cambiaron los hábitos, la decoración y la ropa. Hay unos vestidos de época la locura.

 

Sin embargo, creo que lo que más me gustó fueron unos muñequeros, o casas de muñeca en miniatura, creados por Rosa María Pontón de Samper en 1926. Hermoso, era el mundo decimonónico y burgués en miniatura. No se lo pueden perder, es hasta el 24 de junio la exposición.

Buena suerte para hoy.

 

P.D. Diariamente pueden ver La Vida en Finanzas en video, siempre de 1 minuto de duración. No es sino que me sigan en Instagram @kemistrye o en youtube en https://www.youtube.com/watch?v=TgacDm2eys4 . Es la vida financiero en video, en sketches. “Publicidad no política no pagada”.

 

 

Charlas íntimas y de camaradería con Zabivaka

-“Hola, aquí estoy, invítame a tomar algo, soy un lobo que sabe mucho de fútbol”- me dijo él. –“vale, te voy a llevar para que me enseñes todo lo que viene de ahora en adelante, quiero saber cómo es la dinámica de los goles, de cuando alguien está habilitado, quiero saber cuáles son los zagueros, quiero saber cuál fue ese que mordió el cachete la otra vez, quiero aprender mucho, mucho, mi querido lobo, ven nos comemos una hamburguesa por ahí y me explicas”- eso le dije yo.

 

Nos hicimos amigos y ahora chateamos y todo. Incluso lo sigo en Snapchat. A él le conté que había habido subasta ayer de Tes de tasa fija por 700 mil millones, a él también le conté que en Estados Unidos subieron la tasa del rango 1.50%-1.75% al rango 1.75%-2.00%. Él también me preguntó muchas cosas del campo financiero, algo que él no maneja. Le conté que los Tesoros de 10 años estaban al 2.966%.

 

-“Oye, préstame tus gafas naranja”- le dije yo posteriormente. –“No, no puedo, sabes que las necesito, además ahora debo acabarme de leer Ana Karenina y estoy oyendo a Nina Kraviz. Sí sabes que ella nació en Rusia ¿no?, además me debo ir porque le voy a comprar unas matrioshkas a una tía de regalo, chao”- me dijo el lobo.

 

Y se fue, pero bueno, lo conocí y ahora soy amigo de Zabivaka. Que ruede el balón.

 

Sofritos de azotea, Moody’s y abuelitas

 

Sofrito de azotea. Pensemos en este término por unos segundos. Se refiere a un sofrito con hierbas precisamente esas que se plantan en la azotea de la casa, claramente refiriéndome a las casas antiguas; imagino a la abuelita, toda viejita divina, arrancando su cimarrón, su albahaca, su poleo y creando el sofrito. Este término me encantó y lo aprendí en estos días que fui a Ocio; me dieron tilapia con sofrito de azotea y mousse de uchuvas. Ya lo he dicho, es lo mejor de Bogotá. Hace parte de mi zona de poder: este es otro término de psicología positiva que leí por ahí y también me encantó.

 

Sofritos que crean zonas de poder, beautiful. Ayer leí un reporte de la agencia calificadora Moody’s: ellos ven el PIB Colombiano creciendo 2.6% para 2018 y 3% para 2019; hablaron de un gasto público inflexible y de una modesta recuperación. Pero bueno, al fin y al cabo recuperación. Veamos cosas: hay simultáneas entre el 4.16% y el 4.24%, con tasas del 0% para los cortos en abril del 2028.

 

Estamos pendientes de reuniones de la FED (o sea del Banrepública de Estados Unidos), de Norcorea, hubo subasta de Tes cortos al 4.715% y hay dólares a 2.861 pesos. Todo está sofrito para crear un buen plato financiero. Julios del 24 en salsa epicúrea y zabivákica.

Un informe eutrapélico

 

Para los que somos aprendices (siempre lo somos) y para los que no lo son (o más bien para los que creen que no lo son), siempre es interesante recordar conceptos. Uno es el de la relación directa entre plazo y tasa; si un título tiene más plazo, al implicar más incertidumbre y más tiempo en la recuperación de la inversión, por ende debe reconocer al inversionista una mayor rentabilidad. Debido a esto, mirando los cierres del viernes pasado, vemos que los Tes que vencen en Noviembre del 2018 rentan al 4.225%, los de Julio de 2020 al 5.129% y los de Julio de 2024 al 6.085%. A mayor plazo, mayor tasa.

 

Y sí, como siempre somos aprendices, siempre aprendemos y enseñamos, el eterno loop, les comparto una palabra que aprendí: Eutrapelia. La aprendí en una de las mejores fuentes de conocimiento: los crucigramas. Ahí me hizo ojitos. La eutrapelia es la literatura cuyos fines son exclusivamente lúdicos, a diferencia de, qué sé yo, algún tipo de literatura solo científica o testimonial.

 

Esto me pone a pensar en algo que es paradójico: todo entonces hace parte de la eutrapelia, puesto que en últimas todo lo que leemos debería, por definición, tener fines lúdicos, todo se debería disfrutar, bien sea académico o vivencial o lo que sea. Nada debería proporcionar aburrimiento.

 

Adoptaré entonces una estrategia eutrapélica aquí con ustedes. Este es un informe eutrapélico.

 

El dilema de los escritores fantasma

 

Antes que nada, debo decirles que estoy muy decepcionado, no por ningún desplante, ni por el malagradecimiento (o desagradecimiento) de la gente, no. De hecho no sé cuál de las dos palabras es la correcta, además cada vez con más ímpetu pienso que eso es lo de menos, la idea es comunicar las cosas, bienvenida la invención de palabras. Estoy triste y decepcionado. Mientras veía a los julios del 24 subirse hasta el 6.06%, al igual que los agostos del 26, me sorprendía por dicha dinámica pero igual seguía decepcionado. Fue un mercado arribista, o sea un mercado en el que las tasas se fueron para arriba.

 

La decepción radica en que me enteré que existen escritores fantasma. Y no me enteré ayer, sino hace aproximadamente un año, hace ya bastante, pero no lo supero. Pondré un ejemplo: digamos que un escritor famoso, no sé, Charles Dickens, se vuelve muy famoso y por dar tantas conferencias, charlas y entrevistas pues no tiene tiempo para su labor primaria, para lo que nació: escribir. El médico al que no le queda tiempo para ser médico. Entonces contrata a un ayudante para que escriba por él. Existe, sí, existe, creo que eso es lo más absurdo y frustrante que he oído en mi vida. Me queda la pregunta: ¿qué porcentaje de los libros que uno lee son escritos por el “titular” y cuál porcentaje por los escritores fantasma?

 

De todo esto sí que les quede un aliciente: esto sí lo escribo yo, que quede claro. Jorge Ruiz escribe lo de Jorge Ruiz. O bueno, eso creo, ya lo dudé.

Futuros específicos, Carolina Herrera y dandismo

2.76 fue el bid to cover de la subasta de ayer de UVRs. Esto puede ser interpretado así: se colocaron 350.000 millones de títulos en el mercado financiero (aquí sí suena bien decir “colocaron”), pero demandaron 2.7 veces ese monto; digamos que entre más alto el bid to cover mayor apetito. Hubo subasta de títulos de febrero de 2023, marzo de 2027 y abril de 2035. Fechas lindas y atractivas. El petróleo bajó a 65 dólares el barril y los junios de 2032 cerraron al 6.975%.

 

Ese es el panorama crematístico. Hoy, por otro lado, ocurrirá algo relevante: se vencen los futuros de Tes de referencia específica, los que manejan las niñas de la Cámara Central de Riesgo de Contraparte. Esto motivará a la negociación del mítico Fix. Pero bueno, hasta aquí van los tecnicismos. Tengo algo muy relevante para contarles, y es que la nueva loción que inunda mi ser, mi aura, la fragancia que hace la vida más stylish se llama 212 VIP Wild Party, de Carolina Herrera. Es una delicia esta fragancia e inunda al mundo de un dandismo absoluto. Si me ven por ahí, en alguna esquina, en Ocio o en el Museo Nacional, invítoles a degustarla.

 

De hecho, respecto a las modelos y a todo este mundo, hay una frase hermosa que dijo René Lacoste, sí, el diseñador del cocodrilito: “Ultimate femininity is natural and effortless”.

 

The bid goes on, the prices go on.