La tolerancia plurilingüística en una manzana

 

Bogotá cumplió años: felices onomásticos para esta ciudad tan variada y tan sumamente pluricultural. En estos días hubo posesiones, terremotos, vi muchos paraguas, hubo lunes que fueron viernes y miércoles que fueron lunes. Debido a estos festivos, debemos entonces tener en cuenta que hoy habrá subasta normal de Tes entre 9 y 9:30am y subasta de Tes de corto plazo entre 9:30 y 10am; todo se condensa en una sola fecha. Por otro lado tendremos una TRM de 2.898,86 pesos y tuvimos movimientos disímiles en los títulos del gobierno: sepan que los de tasa fija bajaron de tasa (por ejemplo julios del 24 del 6.25% al 6.21%) y los indexados a la UVR subieron (los UVR del 19 se treparon hasta el 1.851%).

 

Curiosidades. Para sopesar los números hay algo que he venido maquinando y es lo siguiente: en mi libro famoso que leo hablan sobre las palabras en su idioma original. Suena obvio pero no lo es: para ustedes una manzana es una manzana. La palabra que debe ser es “manzana” y no Apple (en inglés) ni Apfel (en alemán). Para los hispanohablantes, manzana es como debe ser la fruta y las traducciones en otros idiomas son simples adaptaciones pero no las originales. ¿porqué ocurre eso? Por nuestra natural adaptación al idioma nativo. Sin embargo pensar en que esa fruta verde o roja sea una Apple es difícil de asimilar. Tal cual pasa con lo ajeno: no lo dimensionamos, lo vemos como algo lejano.

 

Abrir la mente es el primer paso. Asumir que lo lejano puede llegar a ser adaptable. Tolerancia plurilingüística podría llamarse este nuevo término adoptado por Kemistry.

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.