Una oda a la compota de manzana y a las películas de niños

Era de esperarse algo de devuelta con el dólar. El martes cerró a 3.429 pesos, algo que sigue siendo alto, pero algo que tuvo menos ímpetu que el lunes. Ayer miércoles festivo no vi noticias, no sé qué ocurrió afuera, no sé si Trump puso algún tuit, ni idea si hubo algo de aranceles. Perfectamente llego ahora al trabajo, muy tieso y muy majo, con mis botas Dr Martens o mis oxfords (no lo he decidido aun en el momento de la escritura de este artículo), y perfectamente ha pasado algo y veo a la gente gritar “esto está horrible”. O perfectamente ha ocurrido algo exuberante y la gente gritará “esto está volando, estamos en Suiza”.

Perfectamente el dólar abra a 3.470 o los Tes se suban de tasa, pero como les digo, no vi noticias, lo único un poco relacionado con los medios de comunicación es que hice el crucigrama en la mañana, con música house de por medio y con un capuchino. Ya me preocupé, ¿será que ayer mientras celebrábamos el 7 de agosto y poníamos banderitas, mientras también celebraba Bogotá su cumpleaños, será que ocurrió algo que propiciará una mejora en las tasas y una oportunidad valiosa de trading? No lo sé.

Haré un alto en el camino para hacerle una oda a la compota de manzana. Ahora estoy llevando lonchera a la oficina y a media mañana abrir el paquete (el de la compota, que quede claro) y con la cuchara sentir su textura es algo indescriptible. Claro, los waffles de chocolate también son algo destacable, pero la compota es el must del día. Debo contarles también que hubo Tes de corto plazo al 4.528% con vencimiento 10 de junio de 2020. Esa es entonces la tasa de referencia aproximada para una inversión a un año. Eso dictamina la teoría y la práctica.

Hay algo que también me encanta y que veo mucho más en días festivos: las películas infantiles. Ahora está “Descendientes 3”, así que hay que repasar la 1 y la 2. Hace poco una querida lectora me hizo recordar “Enredados”, otra que siempre repetirán por ahí. También está “Juego de Gemelas”, película que hace poco la estaban transmitiendo y que aquí en la casa la han visto unas 31.764 veces. Está Diario de una Princesa, Clueless, las de Toy Story y mil más. ¿Cuál es la película en televisión que más han visto? ¿Cuál les gusta más?

Y bueno, continué con mis mezclas y tengo la necesidad de continuar con la literatura. Ahí vamos chuleando temas, todo se va cumpliendo en el tiempo en que debe ser cumplido. Es la oda a tantas cosas que me encantan.

Jalonando inflaciones

Ayer tuvimos un récord en el dólar, ya que cerró a 3.456 pesos, casi 3.500, algo absolutamente impensado hace un par de semanas. Vi muchas alertas y gente preguntando en todas las ciudades, incluso a mi señora madre le llegaron con el chisme: “doña Patricia, ¿sí vio que el dólar rompió récords?”. Sí, eso me contó ella desde Popayán. ¿Porqué tan alto? ¿Seguirá subiendo? Yo no tengo la respuesta pero algo debo aportar, me aventuraría a decir que de 3.500 no puede subir, no me parece sostenible, es casi seguro que a ese nivel saldrá gente a vender y se nivelará a unos 3.200 pesos. Extraño, strange. Una total stranger thing, ya no en tercera sino en cuarta temporada, con una Eleven que ya no es eleven sino como eleven thousand de tanta subida, aunque aquí a este nivel (no del dólar sino de locura) más bien decido irme en retirada.

Ayer hubo delicias en Wok. Hace rato no iba y estaba cambiado el menú, me llamó la atención ver un arroz azul, no lo pedí pero quedé con la duda. Me lancé nuevamente con el Lok Lak, con esa vinagreta hiper mega ácida, con los lomillos finamente cortados, un sushi de atún como entrada y un brownie melcochudo a la salida. Se entremezclaron los sabores ácidos, dulces y salados para generar locuras. Esta amalgama de sabores tuvo contraste con algo que había probado el domingo en el celebérrimo Crepes and Waffles. Ayer hubo más intensidad.

Intensidad también en los precios: ayer como ya todos saben y como los alumnos ya saben, publicaron el dato de inflación. Esperaban 0.18% y fue 0.22%. Fue más alto y por lo tanto el dato anual ahora será 3.79%. Para todos los ejercicios, cálculos y ejemplos, ya todo es 3.79%.

Hay cosas que jalonan al alza y a la baja. Así empieza el dólar, jalonando. Así empieza la semana. Aquí ya la escritura va metiendo segunda. Escríbanme al mail jorge.ruizm@javeriana.edu.co o al instagram @kemistrye . Siempre ahí, siempre aquí.

Volvió la escritura

No sabía sobre qué escribir. Tenía muchas cosas que quería expresar, siempre las hay, además durante este último mes se habían venido acumulando. Isabel Allende en una de sus frases, decía que cuando se escribe hay que preocuparse por el proceso, no por el producto final. Estoy de acuerdo con ella, sin embargo no sabía por dónde empezar. Había sentido incluso que las ganas de escribir habían menguado, qué equivocado estaba, a veces la pasión por mezclar música sobrepasaba esas ganas de mezclar palabras. Olas temporales, gustos y pasiones que un día ganan y otro día son adelantadas, como en una competencia de bicicletas.

En mi instagram @kemistrye está todo lo visual

Pero bueno, empecé y retomé todo. Debemos empezar por alguna arista, recordando todo lo vivido estas últimas cuatro semanas, todo lo sentido, lo degustado, lo fotografiado. Nunca habrá un método apropiado para resumir, pero tampoco uno inapropiado, lo importante es revisitar el campo de las letras. Todo sirve, en la cultura y en la vida todo es ganancia afortunadamente.

Dentro de todo, me encontré con triunfos en el ciclismo, cosa que me alegró mucho; vi gente en Francia, tanto de Colombia como de otros lados, emocionados con el triunfo de Egan. ¡Eh-ganador! Siempre me parecerá curioso el tema del ciclismo: he visto cómo visualmente todos los deportes cambian, los uniformes de fútbol constan de guayos espectaculares, modernos, los bikers tienen zapatos Vans retro, en el Tenis hay buenas pintas, pero en el ciclismo son las mismas licras aburridas, no hay moda en las camisas pegadas y en los cascos. Las zapatillas son casi unas medias veladas. Entiendo, claro está, que lo aerodinámico pesa frente a lo estilístico. Y está también lo loco del clima: que de un momento a otro haya nieve, granizos no pedidos, cada vez más calor en España, en Nueva York, cada vez más fríos los inviernos. Bienvenidos al mercado de los extremos (y claro, lastimosamente también de los extremistas, o sino me creen entren a una red social de peleas que se llama Twitter, algo así).

Aquí retorna la vida en finanzas. Me encuentro ahora con un dólar extremadamente alto, una paridad mala (por no decirlo al revés) que da 3.384 pesos por un verde. Hay Tes que se bajaron de tasa estas últimas semanas, es decir han sido demandados. Para que nos hagamos a una idea, hay inversiones al año 2034 que rentan 6.17% y al año 2032 que rentan 6.12%. Los países siguen con sus tasas de préstamo de dinero, de hecho esta pregunta se la hice a mis nuevos estudiantes de pregrado: ellos hicieron la tarea de averiguarme que Brasil bajó su referencia hasta el 6%, en Estados Unidos tienen ahora un rango entre el 2% y el 2.25%, aquí en Colombia siguen al 4.25% y en Inglaterra están al 0.75%. Cada quien en lo suyo.

Como les digo, mil temas, mil aristas de dónde agarrar. Pero este es solo el comienzo, aquí seguirá la escritura nuevamente. Les dejo una frase hermosa, originalmente en inglés, que les traduzco: “El regalo más grande es la pasión por leer. Es barato, consuela, emociona, te da conocimiento del mundo y experiencia de amplio rango. Es una iluminación moral”. Frase de Elizabeth Hardwick.

Me despido dejando aquí mi mezcla de Agosto, una hora de lo mejor del house, algo para oír mientras hacen sus labores, mientras continúa la vida:

Los audífonos: los lentes de los oídos

Durante un par de semanas no tendremos el blog aquí disponible, debido a que habrá un viaje, del cual se enterarán luego. Estaré por los lados de Nueva York y todo lo podrán ver en mi instagram @kemistrye . También en twitter @kemistry09

Lo que sí les dejo por aquí son percepciones y hechos. Por ejemplo, el dólar ayer cerró a 3.205,95 pesos, dejando los siguientes cierres de Tes: oct34s al 6.12%, abr28s al 5.705% y sep19s al 4.175%. Si miramos estos números, podemos ver varias curiosidades: en los 34s, haciendo un informe ayer, me enteré que se han bajado aproximadamente 30 puntos básicos en solo 4 días, es demasiado extremo. Y en los 19s, vemos que su rentabilidad es menor a la tasa diaria del Banco de la República (4,25%). Es extraño, ¿no les parece?

También tenemos hoy 5 de cada mes, el dato de inflación: el mercado espera 0.22% en el mes y 3.38% en el anual. Ya veremos qué ocurre, por ahora me sigo deleitando con un chocolate oscuro con avellanas que me trajo mi niña de regalo, también lo sumo a una Reese’s, esas delicias de mantequilla de maní, y hago combinaciones de todo esto con música de Fickle Friends y clásicos de Kylie Minogue. De hecho, se me ocurrió ayer que los audífonos son los lentes de los oídos. Ellos modifican la realidad, la hacen diferente, en algunos casos mejor y en otros casos peor.

Veo también reinterpretación en los datos poblacionales del DANE, veo muchas cosas. Más bien les dejo algo que me escribió un lector y les abro comillas: “Agradezco la vida, mi familia y mis amigos que me han permitido vivir una vida feliz. Del pasado todo lo bueno que nos dejó y lo no tan bueno será aprendizaje. Eso sí, nunca pegarse al pasado”. Así me escribió y así se los transmito.

Bueno, los dejo por un tiempo, el edificio Vessel en Hudson Yards nos espera. Escríbanme sus poemas y sus canciones favoritas, lo más gratificante es saber de ustedes, mis lectores.

Twitter a flote, subastas tarde y algo de felicidad

A las 12:16 de a tarde cortó ayer la subasta de Tes indexados a la UVR. Recuerdo esas lejanas épocas cuando la gente se mandaba a las 10 de la mañana y aproximadamente a las 10:40 o máximo 11 salían los resultados. No sé porqué, pero ya no es así, ahora corta más tarde. Y como últimamente ha cortado tarde, pues entonces Tarde is the new Normal, ya se nos hace normal que sea a las 12 y pico. Este es un claro ejemplo de cómo el ser humano se adapta y acostumbra a su entorno. Si ya hay mucho tráfico, nos acostumbramos. Si hay ya más temperatura, eso se nos hace normal y así. La vida pasa y con ella vienen nuevos fenómenos a los cuales acostumbrarnos.

Cada vez nos enfrentamos a nuevas cosas. Recordamos los años 90, los 2000, la música de hace tres años, etc. Incluso ayer un amigo me preguntó si yo era más feliz ahora que antes, que si yo pensaba que tal vez todo tiempo pasado fue mejor. Yo no soy de los que opinan que todo tiempo pasado fue mejor, incluso yo creo que eso es relativo, ahí no hay verdades absolutas, lo que sí no hago yo es pegarme del pasado. No anhelo la música del pasado ni lo que viví en el pasado, pero no porque me haya ido mal o algo así, sino porque el presente me encanta y me prepara para el futuro.

Entonces, al responderle la pregunta, le dije impulsivamente que ahora era más feliz. Pero también traté de situarme teniendo diez años o dieciocho (incluso lo hice visualmente con Snapchat y sus filtros) y me percaté que también en esa época era igual de feliz, solo que nunca me lo preguntaron. Era feliz y soy feliz. De hecho creo que, respecto a la felicidad, no hay puntos medios: soy feliz o no soy feliz, no creo que uno sea hoy un poco más feliz de lo que era hace diez años. Todo esto se lo traté de plasmar a él.

Luego puse en mi playlist un hard trance de Tatana, algo que me llevó a un éxtasis momentáneo de felicidad indescriptible, donde creo que los únicos damnificados (aunque a largo plazo) serán mis tímpanos. De resto, felicidad absoluta musical y trancera. Aunque eso da para mil artículos más. Todo esto lo pueden ver en mi twitter @kemistry09 que he reactivado, más aun ahora con esas caídas y vulnerabilidades de whatsapp, facebook e instagram. Twitter manteniéndose indemne.

Tuitéenme amigos, ahí estoy: @kemistry09

En exclusiva, lo que le dijo ayer el sol a la luna…..

La historia del eclipse de sol es muy bonita. Como la luna salía de noche y no se podía ver con el sol, que sale de día, estaban claramente en un conflicto de probabilidades. Surgió entonces, por designios divinos, la figura del eclipse, una figura en la cual podían estar entrelazados; y ahí el eclipse se convirtió en su punto común, fue la solución perfecta para ellos manifestarse su amor, un amor que antes era algo imposible e impensado. La ciencia fue el agente facilitador y catalizador.

Esa es la historia del eclipse que se vio ayer. Esa me la contó la luna, anoche me lo susurró al oído, y es la historia en la que yo quiero creer. Yendo a un campo más terrenal, me place comentarles que, haciendo un balance general, la nueva deuda corporativa en Colombia en el primer semestre de 2019 fue de 6.5 billones de pesos. Eso es algo bastante positivo, ya que uno siempre habla de los Tes, que son deuda pública o mejor dicho del Estado; pero que empresas privadas hayan lanzado bonos, además tantas operaciones y de montos grandes, es un buen síntoma del estado de nuestra economía. Instituciones como Findeter, Isagen o Epsa y entes financieros como BTG Pactual lo hicieron. Me gusta eso, que no todo sea Tes y Tes y TEs.

Vi también ayer que las simultáneas, o sea las operaciones en las que se prestan títulos o se presta dinero, estuvieron entre el 3.96% y el 4.21%. Esto representa el costo de recursos en el mercado financiero, a eso la gente pide prestado y presta, este indicador da una luz de cómo se mueven las necesidades, más allá de simplemente mirar el 4.25% del Banco de la República.

Por último, me llamó mucho la atención que hubiera revivido el caso de la desaparición de Emanuela Orlandi. Es como nombre de película. No tenía ni idea de esto, Emanuela fue una niña que desapareció en Italia en 1983, de hecho lo consideran el crimen más famoso de Italia. Tiene mil incógnitas y hace unos días el Vaticano aportó unas teorías, mejor dicho revivió el tema. Es muy curioso.

Pero lo más curioso es esto: parece ser que le llegó a alguien un mensaje que decía lo siguiente: “Buscad donde indica el ángel”. Impresionante, debido a eso van a revisar unas tumbas y no sé más detalles.

Algo parecido, tengo entendido, le escribió el sol a la luna. “Buscad donde indique el eclipse”. Lo sé, yo vi a la luna sonreír anoche, ella me guiñó el ojo. El eclipse es otra de las tantas muestras de amor.

P.D. Con todo esto de buscar donde indica el ángel, me acordé del libro de Carlos Ruiz Safón, El Juego del Ángel. Es más, ayer por cuestiones de trasteos, estuve viendo libros viejos. Luego les cuento mis percepciones sobre los prólogos y las dedicatorias. Tal vez mañana, si el sol y la luna lo permiten.

Woyzeck, rock al parque y el Greenwich village

Empieza Julio y con él un nuevo semestre, siempre lleno de cultura y expectativas. Quiero pensar que la humanidad se mueve por esos dos factores: cultura y expectativa. Cerramos con un dólar a 3.206 pesos aproximadamente y con un desempleo del 10.5% en su dato nacional y del 11.2% en su dato urbano. Los encuestados esperaban 10.8%, así que la cifra fue levemente peor.

También nos enfrentamos a una nueva subida en la gasolina y a, aparentemente, menos tensiones comerciales: supuestamente la postura de Estados Unidos va a ser más suave con todo lo concerniente a China, Huawei y demás. También hubo hermosas, merecidas y justas marchas LGTB (y otras siglas más que si omito alguna, ofrezco disculpas). Se conmemora una revuelta que hubo hace 50 años en un bar del Greenwich Village en Nueva York. Se conmemora, así como también se conmemora, y con muy buen nivel, el aniversario número 25 de Rock Al Parque.

este es el greenwich village…que quiero conocer…

Leí que Juanes, Fito Páez y otros tantos convocaron a más de cien mil personas anoche. Eso me alegra muchísimo, me parece espectacular que haya ofertas para todo el mundo, que vayan todos los que quieran ir, que haya libertad. Eso es lo que en últimas se llama Civilización. No me tiene que gustar Fito para decir que me le quito el sombrero, que me encanta vivir en una ciudad donde hay una marcha, luego un Rock al parque gigante, donde vino también una DJ espectacular a Vagabond y donde hay mil ofertas. Mi hermosa Bogotá que carece de pereza.

Ayer leía sobre los grupos que se presentaron y me daba mucha risa. Por ejemplo, hay nombres como Cuerda Rota, Acidez, Odio a Botero y Aguas Ardientes. Me daba mucha risa pero caía en cuenta que cada género tiene su propia terminología. Por ejemplo, con el Trance todas las canciones tienen nombres muy atmosféricos y espaciales, estilo “solar stone”, “aural perception”, cosas así. Por ejemplo el techno tiene nombres mucho más robóticos, como “X2 Xperience”, “Robotical disfunction” y el house es más rumbero, como “let’s get this party going”. Me encanta, cada género con su propia jerga, sus propias letras, nada más bello que eso.

Como les decía, empieza julio y por ahora, lo que más me quiero ver a corto plazo es la obra Woyzeck en el Teatro Colón, Tengo que ir esta semana, es el puro teatro expresionista alemán en adaptación colombiana. Imperdible.

Todo se los iré contando, si sube el dólar, si se suben los Tes, si se baja el Euro. Sigan aquí o en Twitter @kemistry09

Post-grados javerianos y carteleras de 1995

Anoche estuve en el relanzamiento de los postgrados del departamento de Administración de la Javeriana. Fue un evento muy interesante, además que uno tiene la oportunidad de conocer gente y demás. Ahí estaré dando clase y es precisamente esa faceta una de las tres partes de mi trilogía que me encanta: escritura, música y academia. Esto fue a las 6pm, ya a esa hora habían cerrado los mercados, estaba ya formada la TRM de 3.197,23 pesos que rige para hoy y ya cerraban los Tes de abril de 2028 al 5.97%. Ya todo estaba listo y cuadrado para hoy fin de mes, por cierto fin de semestre también.

Tenemos fin de semana de festival de Glastonbury, asamblea general de la OEA, reunión del G-20, partidos de fútbol de la Copa América y una DJ polaca, Klaudia Gawlas, que me encanta y toca un techno pulsante y oscuro, quien se presentará en Bogotá en un sitio secreto aun no revelado. Lo subrepticio de la música. También hay cartelera de cine que parece del año 1995: Aladdin, toy story, Godzilla, X-men y Men in Black. Todas versiones nuevas y excelentes.

Continúo con el evento. Hubo causas, minitostadas de plátano con goulash de carne encima, deliciosos cocktails sin alcohol y habló el gerente de mercadeo de Alpina, cuya historia sobre el Quesito, producto estrella de ellos en este momento, me encantó.

Todos los eventos de la vida real son acompañados de la ficción emanada de los libros, los cuales también pertenecen a la vida real en la medida en que uno los va apropiando. Ya estoy a 10 hojas de acabar El último Caso del Doctor Russi y me encanta cuando mencionan sitios de Bogotá de antaño, como la calle de la Fatiga y la calle San Juan de Dios. Este libro habla de una compañía de ladrones, el diario “El Santafereño” y hay una frase que me quedó: “..hay amores que matan y amores que mueren..”

Me doy cuenta que todo está ahí en la vida, unas cosas gratis y otra no. Todo está ahí, ya decidimos nosotros qué agarramos, qué apropiamos. Cada quién decide cómo gasta su tiempo. Yo una parte la gasto compartiéndoles a ustedes.

El ruido del bitcoin

Ayer vi que el Bitcoin se subió y llegó a un máximo de 13.851 dólares (44 millones de pesos, toda una fortuna), no más pensemos que en abril valía 4.100 dólares aproximadamente. Esto es algo casi absurdo, teniendo en cuenta que esta es una criptomoneda que no está basada en aspectos fundamentales o “reales”. Es decir, si supongamos que el dólar se sube respecto al peso, puede ser porque el gobierno de Trump hizo tal cosa que generó mayor nerviosismo o que a las reservas internacionales aquí en Colombia les pasó algo. Sea lo que sea, me refiero a que hay noticias económicas detrás. Así sea exagerado el movimiento, por lo menos hay algo.

Este es el bitcoin…miren como subió….

Con el bitcoin y resto de criptomonedas, todo es muy extraño. Por ejemplo, leía que acorde con esta subida hubo un trino, o sea un mensajito de esa red social de chismes que se llama Twitter, en el que se mencionaba que el ETF de Bitcoin había sido creado. Solo sepamos que eso fue falso pero aun así recibió como 1.600 likes.

Algunos se preguntarán que es ETF. Digamos que ETF es un contrato que replica el comportamiento de algo más. Me explico: es muy difícil yo tener todas las acciones del índice Dow jones, además monitorearlas todas sería imposible, entonces existe la posibilidad de comprar un ETF del dow jones. Entonces ese ETF replica el comportamiento del Dow jones. Si este sube 2%, mi ETF subirá 2%, es como un espejo. Entonces ese chisme salió en Twitter, probablemente por eso subió el bitcoin, y resultó que todo era falso.

Me pregunto yo, ¿qué tanto de todo esto es manipulación? difícil definirlo, difícil saber la causalidad. ¿Qué tanto de la subida de un activo es real y qué tanto es producto de alguna falsa percepción que alguien quiso plasmar?

Las realidades y las entelequias.

La vida secreta de mis muñecos

Pensando varias cosas, caí en cuenta que la vida es una seguidilla de pequeños y constantes optimismos y quebrantos. Me gusta eso de pequeños optimismos: imagínense que no fuera así y que nunca hubiera optimismos sino un gran optimismo el 1 de enero y no más, 364 días de aplanamiento. No sería vivir. La gracia es que siempre haya cosas pequeñas, varias, constantes, diarias, cositas que van alimentando todo. George Orwell dice que lo importante no es mantenerse vivos sino humanos. Lo malo es que dentro de toda esta jungla, hay humanos que no son humanos sino muy vivos. O muy básicos y aburridores.

Seamos lacónicos más bien: me encanta este término. Se refiere a ser breve y conciso. Asertivo. Por ejemplo si soy capaz de responder a un comentario agresivo con tres palabras y con esas tres palabras dejo al interpelado callado, ahí estoy siendo lacónico. Averigüé y esta palabra tiene que ver con la región antigua de Laconia, allá en Grecia. Hay varios registros de la Historia, la cual es un acto de fe, que hablan de gestos y diálogos de sus habitantes, cargados estos de gran nivel de agudeza. Es decir, los lacónicos eran lacónicos. Me encanta esto, me encanta escribir sobre estos temas, los dedos casi se mueven solos fluyendo ante esta colección de teoremas e ideas.

Por acá amanecimos con un dólar que va bajando y está ahora en 3.175 pesos, unos títulos TES que han bajado también de tasa y un mercado que está pendiente de la reunión del G-20 que se hará próximamente. Estarán los mismos temas: las tensiones comerciales, China, el disco rayado eterno.

Me quedé pensando en Toy Story. Resulta que yo tengo unos muñecos por ahí, entre esos una muñeca LOL, tres pequeñuelos del huevo Kinder y unos anti-osos. Todos están cerca al controlador Pioneer que uso para mezclar. Resulta que la otra vez, hace un par de días, todos los botones y perillas del controlador estaban cambiados y mi hija dijo que había sido una primita de 7 años que había ido de visita. Decidí creerle aunque quedé un poco escéptico.

Yo me quedé pensando: ¿será posible que hayan sido más bien los muñecos? ¿será que ellos hablan de mí, bailan mi música, duermen y toman de la misma gaseosa o del mismo café? Nunca lo sabré. O más bien, como con la fe, creeré que sí lo hacen. Desde ese día les hablo y les digo que se porten bien mis muñecos. A ellos les gusta meterse en mis libros, comentarlos, leerlos, mezclar, a ellos también les encanta vivir.

Página oficial de La Vida en Finanzas