La bella y la bestia de Misi

Es evidente la importancia que tiene la opinión de una calificadora sobre un país determinado. Las calificadoras son unas entidades que van por todos los países dando sus recomendaciones y sus alertas. Ayer el turno fue para Moody’s con Colombia: ellos nos están alertando por nuestra alta dependencia del petróleo. Entonces, teorizando, me acordé que existe la llamada enfermedad holandesa, la cual se refiere a cuando un país depende exclusivamente de un solo producto. Cuando esto pasa de un momento a otro, digamos que todo el sector productivo se enfoca en ese producto, entran demasiadas divisas debido al auge y, en últimas, se generan efectos no tan provechosos. Esa es la famosa enfermedad holandesa para que lo aprendamos.

Y bueno, cambiemos de tema. Ayer tuve una cita muy importante: era el lanzamiento de toda la programación cultural de Colsubsidio, ahí en el Café de las Letras de la calle 26. Hay muchos eventos para este año, es impresionante. Habrá jazz, danza, tango, tríos, grupos a capella, folclor y pianistas. De todo, ahí les estaré avisando. Incluso hay un grupo que me llamó mucho la atención, de jazz, llamado Take 6.

Estaba ahí, normal, comiendo pasabocas, cuando al lado de nosotros de repente vi al estupendo bailarín de Ballet Fernando Montaño. Es una persona muy talentosa, de hecho se presentará con otras estrellas del Royal Ballet de Londres durante el mes de agosto. Este colombiano ha triunfado allá en la capital de Inglaterra; es más, miren este video de una presentación que él hizo en el Hay Festival de 2018, es muy bueno:

Luego de la presentación de la programación, vimos una exclusiva función de “La Bella y la Bestia” de Misi. Al final no pude evitar llorar, no pude evitar coger de la mano a mi hija y maravillarme de esa historia de amor. De cómo todo va cambiando, cómo él se va ablandando, de cómo el amor siempre gana. Hay algo rescatable e imperdible: los disfraces y la orquesta. Si pueden ir alcanzan todavía, no se la pierdan. La niña que está disfrazada de tetera es espectacular, el reloj de péndulo, el salero, el tapete, la taza, todos los disfraces son muy bien hechos. Hermosos.

Gastón, el malvado cazador, baila muy bien, Bella es bella, me encantó su voz. Todo. Me llamó mucho la atención la primera escena, en la que Bella está en su pueblito caminando y todos la miran como un bicho raro por andar con un libro en sus manos. Es cierto, a veces nos miran como un bicho raro por andar leyendo, it’s the reality.

Qué bella la cultura y más bello aun es percatarse de su belleza. Recuerden que en mi instagram postearé toda mi experiencia desde mañana en la Semana Santa en Popayán: @kemistrye

¡ Buena suerte !


Charlas estereofónicas en Vitto

He notado varias tendencias en el hablar de las personas, tanto de noticieros como de la cotidianidad. Por ejemplo los reporteros de los noticieros antes decían que agarraron al ladrón con las manos en la masa, luego por ahí yo leía que lo capturaban in-fraganti; ahora, si se fijan, en el 100% de los casos oirán que al ladrón lo capturaron “en flagrancia”. No tengo cómo comprobar esto, pero estoy seguro que al redactor o editor de la nota se le infla el pecho elaborando tal adecuación idiomática.

No lo digo yo, es una tendencia. También he visto que cuando hay un problema entre dos abogados, o entre dos políticos (tema de nunca acabar), la reportera muy seria narra que se produjo un rifirrafe; he oído esta palabra crecientemente durante los últimos meses. También el ya trillado “ad-portas”, para denotar elegancia cuando ya estamos ante la inminencia de algo: estamos ad-portas de una subida en tasas de interés, por ejemplo. Si deciden dedicar media hora a ver un noticiero, bajo su propio riesgo, les puedo asegurar que saldrá alguno de estos tres términos anteriormente mencionados.

Y así como hay términos que se usan mucho, hay otros términos que están en vía de extinción. La duda surgió ayer porque una lectora me preguntó si la palabra “Estereofónico” aún existía . Me dio risa porque la palabra sigue existiendo, sino que ya no se usa, no es pertinente decirla. Antes existía la distinción entre sonido monofónico y estereofónico; monofónico es cuando todo suena por ambos lados del audífono y estereofónico es cuando el sonido es mejor repartido. Antes, como gran cosa algo era estereofónico; ahora todo lo es.

Me acordé también del término multimedia. Antes era lo máximo que un computador fuera multimedia porque eso significaba que tenía tarjeta de video, que podía uno ver una película mientras se metía uno al tal Internet. Ahora todos deben ser multimedia, no hay forma de que no lo sean, así que el término ya no aplica. Muere el estereofónico pero pulula el rifirrafe y el ad-portas.

El lenguaje es mutante, como las tortugas ninja.

Gran Post-data: Ayer una querida amiga me invitó a Vitto en la zona G. Me dejé recomendar y probé ravioli de plátano con ragú de cordero y queso parmesano. La mezcla de sabores dulces con salados fue la locura. Fue una velada muy interesante, con charlas acerca de la vida, de las pasiones, de tu misión en la vida. Luego de postre, como pueden ver ahí, degustamos una milhoja con arequipe de búfala. La locura, todo un rifirrafe de sabores. Ideas, expectativas, todo apenas comienza.

Charlas estereofónicas.

Divagaciones económicas, techno y techos

Leí una noticia que trae consigo un alto nivel de relevancia. En Bloomberg leí el titular: decía que el Fondo monetario Internacional FMI bajó su pronóstico de crecimiento de la economía mundial. Antes era 3.5% y ahora es 3.3%. Precisamente hablando con un amigo, le contaba sobre varias teorías de economistas y analistas, referentes a que en un futuro no habrá crecimientos altos ni tasas de interés altas. Es decir, en un futuro todo el planeta podría tender a crecer al 0.3% ininterrumpidamente y con tasas de interés del 1%. Así bajito, constante e ininterrumpido como en Japón. Es probable que nos estemos acercando a eso.

Dicen que un dato tan bajo no se daba desde 2009. Entonces van las reacciones: por lo general, cuando hay un dato malo de la economía mundial, se prevé que la economía producirá menos entonces baja el precio del petróleo. Ayer cuando vi, ese activo estaba a 63.9 dólares el barril.

Así funciona el mundo: con reacciones, a veces exageradas y a veces calmadas. Reacciones ante todo, ante una noticia, ante un meme o ante un chisme; y todas esas reacciones dependen de nuestro propio imaginario. Por ejemplo ayer vi en el noticiero el titular “El metro tiene nuevo techo” y yo me emocioné. Resulta que había leído mal, había entendido que el metro tenía nuevo techno, pensé en que tal vez había una estación en el metro de Medellín con algún dj de minnimal haciendo sus gigs en pleno Envigado, qué sé yo.

También aprendí que el centavo del Yen se llama Sen. Pero el SEN para los operadores de Tes es otra cosa. Todo depende de nuestras propias percepciones.

He estado evaluando la conversión de tasas. Es un tema que hay que saber. De hecho, les dejo por aquí mi video en el que lo explico. Prepárense porque pronto mandaré uno sobre cómo valorar acciones:


Es la ridiculez como arma de enseñanza.

Bondiola, exámenes de derivados y pequeños alumnos

Bondiola con vegetales salteados; ese fue el acompañamiento a la hora del almuerzo. A medida que los alimentos eran ingeridos las ideas iban produciéndose, tanto financieras como no financieras; numéricas como no numéricas. Hubo un momento en el que la mesa del restaurante tenía un computador portátil abierto, un crucigrama, un libro, dos cuadernos, un Excel y un Word. Todos conviviendo con un capuchino; letras con algo de azúcar, letras con bastante amor.

¿Recuerdan que les había dicho que salió una inflación más alta de lo esperado? Pues bien, habíamos dicho que teóricamente eso eleva las tasas de los Tes, sin embargo ocurrió lo contrario: ayer los Tes fueron comprados, es decir su tasa bajó. El dólar también estuvo a 3.115,55 pesos, por si acaso necesitan comprar esta moneda para irse de viaje. Son las experiencias, lo bello de la vida.

Vi que se operaron en futuros específicos la no despreciable suma de 160 mil millones de pesos, de los cuales la gran mayoría es con mayos de 2022 y julios de 2024. Y hablando de estos futuros, debemos saber que este producto hace parte de los Derivados. Sobre esto estuve haciendo un examen, también ayer, y lo que necesiten ya saben que les puedo compartir material. Hay bastantes teorías interesantes.

Y por último, ayer terminó otro curso de postgrado, hubo buenos recuerdos y talleres sobre Betas y desviaciones estándar. Me doy cuenta de lo bello que es enseñar, escuchar a la gente, sus vivencias, sus problemas, las experiencias de los alumnos y alumnas con la compañía de un helado o de un capuchino. Es hermoso, cada uno es un universo. Empieza nuevamente la literatura, aquí les narro todo; todo el amor. Todo vuelve a empezar.

Inflaciones altas y desayunos en el Dann Carlton

El viernes el mercado tuvo estos dos cierres: Julios del 2024 al 5.773% y UVR de 2035 al 3.613%. Niveles que dan para comprar o para vender según el criterio, la ampulosidad y las tendencias de mercado. Había expectativa sobre la inflación que se publicó ese día a las 7pm; es decir, el mercado estaba esperando un 0.32% y terminó siendo un poco más alta: los precios en marzo aumentaron definitivamente 0.43% y con eso el dato anual queda en 3.21%. Basémonos en la teoría: cuando la inflación es más alta de lo normal, debido a que son más altos los costos, pues la tasa fija se vuelve menos atractiva ya que la tasa real disminuye. Es decir, si antes un título me rentaba 7% con una rentabilidad del 3%, la rentabilidad real (sin ponerme con fórmulas raras o compuestas) era del 4%. Si ahora la inflación sube al 3.20%, entonces mi rentabilidad real baja al 3.8% (7.0% – 3.2%), así que yo voy a requerir mayor tasa en mi título para compensar esa bajada. Debido a eso, en teoría cuando la inflación sube la tasa de los Tasa fija también sube. Como digo, eso es en teoría, porque en la práctica perfectamente hoy puede ocurrir lo contrario: en el mercado de Tes, hay posiciones, hay competencia entre entidades, en últimas es una competencia en donde todos los participantes quieren ganar y no todo puede fluir bajo la lógica tradicional. Veremos qué ocurre hoy.

This image has an empty alt attribute; its file name is image-9.png

El fin de semana estuvo adornado de una pieza gastronómica esencial: un desayuno el sábado en el hotel Dann Carlton de la carrera 15 con calle 103. Hubo pancakes, miel, croissants, frutas, cereales y omelettes. Fue un grato momento en compañía de la pequeña; luego por fin se logró el cometido de ver Capitana Marvel en todo su esplendor tecnológico (hasta creí que estaba temblando y me asusté). Qué cosa con el tesseract, un gato loco, un parche en el ojo, la capitana y todo esto; ya no puedo aguantar más tiempo para Avengers Endgame.

Y sí, también hubo estudio y literatura. Es más, leí por ahí que no hay mayor espectáculo en el mundo que el de una persona que lucha contra la adversidad. Eso lo dijo Oliver Goldsmith, un escritor y médico irlandés.

él es oliver goldsmith

Por último tengo algo imperdible: decía Beethoven que el silencio solo debe romperse para mejorarlo. Así que antes de decir algo, pensemos en él, en Beethoven. No dañemos el silencio con aditamentos que no aportan nada. Si es de hablar, que sea fructífero.

Inaugurando el Estéreo picnic

Ya es religión que cada año se celebra el Festival Estéreo Picnic. La logística tiene sus opositores, no más imaginen a la muchacha que vive en Chía, quiere llegar a su casa a ver series y se demora dos horas en llegar; el padre de familia que quiere llevar a su hijo a una fiesta de recreacionista el sábado por la tarde y no puede por el tráfico; la esposa que lleva al esposo, aprovechando que es sábado, a comprar una nevera a Alkosto. Ejemplos así. El hecho es que es un evento impresionantemente bueno y variado, impresionantemente puntual (me aterra), comida deliciosa, de verdad impecable.

Recuerdo que antes en los conciertos uno debía hacer cola aproximadamente dos horas para comprar una coca-cola y un sandwich de cordero frío o unas crispetas mojadas, además para ir al baño debía uno rezar y aguantar, al no haber opciones. Ya no es así, ya todo fluye mejor. Esta vez el grupo que más me llama la atención es Underworld, me enloquecería oyéndolos cantar Born Slippy o Dinosaur Adventure 3D; esto es el sábado (puede pasar algún milagro de aquí al sábado, quíen quita). Amo ver la gente y su indumentaria.

Sin embargo, ayer estuve en la fiesta de inauguración del Estéreo Picnic en Armando Music Hall. Muy buena fiesta, se presentó Years and Years, un grupo británico de synthpop, del mismo estilo de Hot chip, Chvrches o Two Door cinema club. Estuvo muy bueno, un muy buen feeling. Luego en la terraza estaba Kat Dj, con la atmósfera deliciosa de su tech-house. Y estas son las maravillas de Shazam: Kat Dj, por la que sufrí un crush temporal y efímero, puso dentro de su playlist esta canción: “beat and the pulse (still going remix)” de Austra.

Y esta es la vida: oír buena música con quien amas. No es más. Con los mixes de ayer agarré material para mis próximos sets de Mixcloud.

La música es la forma más interactiva y agradable del amor.

El multiverso de los aeropuertos

Siempre he pensado que un aeropuerto refleja toda la idiosincrasia humana. Si viniera un extraterrestre y quisiera ver el comportamiento humano, yo le diría: “amigo pleyadiano, ve a un aeropuerto”. Ayer tenía que hacer una diligencia, entonces andaba por los lados de salidas nacionales, aproveché para desatrasarme en crucigramas, leí bastante, estudié y me antojé de varias cosas.

En la mañana me encontré a una amiga que andaba recibiendo a varios empresarios para el Global meetings Industry Day que es hoy en Corferias y luego me contaron que en la noche había varios fans de Years and Years para la fiesta que es hoy en Armando Records (la fiesta de bienvenida del Estéreo picnic), una fiesta para la cual tengo boleta pero a la cual decidí no asistir por múltiples ocupaciones. Entonces estuve ahí y pude observar todas las personalidades habidas y por haber.

Había en la sala de espera cuatro niños: dos niños llorándole al adulto responsable que los acompañaba y dos absolutamente calmados, de hecho uno dormido. Había una señora de sesenta años ahíta en indumentarias doradas y sandalias de Condorito de plataforma. Había un señor que estaba alegando un retraso y estaba sufriendo de ese síndrome de efervescencia. Había alguien que se creía el empresario más importante de 2019 y hablaba durísimo sobre cifras de millones (por cierto tenía zapatos que no encajaban con mi gusto, que no reflejaban su conversación).

Había desesperos y calmas, ampulosidad y sencillez, malas pintas sobresaliendo entre las buenas, donuts, gaseosa, café, bastantes celulares, unos portátiles y tres libros. Todo un multiverso. Una pareja besándose y otra peleando. De todo.

Todo lo que puede ser el ser humano está ahí: resumido en una sala cerrada de tantos metros cuadrados. Yo observo, escribo y les narro.

Algo de melodic Trance y de magos de Harry Potter

Me encanta cuando me preguntan cosas y puedo responderles. Pero me encanta más cuando me preguntan cosas y no lo sé cien por ciento, entonces me motivo a averiguar para estar seguro. Así aprende la persona que me pregunta y aprendo yo; es todo una espiral. Por ejemplo me preguntaban sobre referencias de tasas y sobre varios benchmarks del mercado y demás. También me han preguntado mucho sobre cómo se hacen las subastas y cómo convertir tasas (de efectivas a nominales, y así). Para eso entonces uno se nutre de toda la información, de todas las palabras y números que rondan por ahí, que flotan haciéndonos ojitos para que las pesquemos.

Y es que sí, las palabras están ahí. De hecho en Belletrist, una página que me encanta, publicaron esta frase: “words are, in my not-so-humble opinion, our most inexhaustible source of magic. Capable of both inflicting injury and remedying it”. Wow, ¿no es algo mágico? las palabras son nuestra fuente de magia, capaces de castigar y de remediar, así lo traduciría yo. Eso lo dijo Albus Dumbledore y aquí debo hacer una pausa y admitir que no sabía quién era. Resulta que es un personaje de Harry Potter pero yo hago parte del 1 % de la población que no sabe nada de Harry Potter. No tengo ni idea, no sé, me da como pereza. De lo que sí sé es de Marvel; hemos tratado infructuosamente de vernos Capitana Marvel con la bebé, este fin de semana tiene que ser, este fin de semana deberé ir y deberé comer muchas crispetas miti-miti, claro que sí.

Y sigo pensando en la vida y en las letras. En la música y en el amor. Les recomiendo una de las mejores canciones de melodic trance de la historia; tenía que ser de Solar Stone, indudablemente:

Aquí estaré siempre para ustedes. Y recuerden también mi Instagram @kemistrye

La vida esfumándose por dos mil pesos

Ayer llegué un poco tarde a la oficina. Resulta que iba en mi transmilenio, veía y analizaba los zapatos de los demás, andaba estrenando mi loción Invictus de Paco Rabanne (deliciosa, luego la pueden oler si me ven) e iba con mi código de vestir formal y voluntario (código voluntariamente formal). Esta vez no oía música y me comía uno de los inventos más grandiosos de la historia occidental: el queso con bocadillo. Iba ya casi llegando a la calle 26 y se trancó todo, estaba cerrada la estación. Así que el bus siguió de largo y me dejó en la calle 22. Pregunté qué era lo que pasaba, alcancé a ver una grúa y unos policías, no sé, de esos como de medicina legal, una ambulancia y muchas cintas de separación.

Me bajé en la 22 y caminé. Le pregunté a una señora, de las que usa chalecos rojos, y me dijo que un Transmilenio había atropellado a un hombre, creo que de veintitantos años, por tirarse de una ventana; no sé qué ocurrió bien, ni siquiera me he metido a internet a averiguar la noticia, no me interesan los detalles. Él perdió la vida por una bobada, ¿cómo se pueden sentir quienes lo aman, no sé, la mamá, el papá? ¿valió la pena tirarse? ¿vale la pena colarse, con tal de ahorrarse unos cuantos pesos?

Caí en cuenta de algo: morir es muy fácil; me decía una alumna, de hecho, que la vida es prestada. Yo le respondí con una frase que leí la otra vez: La vida es el arte de saber morir y la filosofía es el arte de saber vivir. Y sí, nada vale tanto como para perder eso; noticias malas, pérdidas monetarias, bla, nada en últimas vale más que la vida, que darle un beso a alguien, que oír música y que mirar a los ojos. Nada vale más que la sonrisa de quienes queremos.

Luego todo continuó. Llegué a la oficina y al cabo de dos horas había nuevamente servicio y nuevamente gente colándose. Todo se olvidó ya.

el hijo pródigo y el merecimiento

Los domingos regularmente a las 12 vamos a misa; no soy muy religioso, he de confesar que muchas veces me duermo, la voz del cura me arrulla, el silencio también, pero en términos generales, cuando pongo atención, siempre oigo palabras que me reconfortan y se me quedan en la mente mensajes positivos. La misa es optimista, hay muy linda energía en las palabras y en la gente; claramente, es mejor ir que no ir. Eso afianza mi energía interior, mi creencia en lo más absoluto e irrefutable: el amor hacia los demás. Dentro de esto, el evangelio de ayer fue sobre el hijo pródigo. Todos sabemos la historia: un hijo que se portó mal y se gastó todo en rumba hasta que perdió todo, mientras que el otro se quedó con su padre muy juicioso. Luego el hijo “malo” llegó arrepentido, el padre lo perdonó, celebró su retorno y básicamente eso generó envidia en el hijo “bueno”.

Lo que siempre he opinado sobre esta parábola es lo siguiente: no le veo mérito al hermano malo puesto que él volvió debido precisamente a que se quedó sin nada y tocó fondo. Es decir, ¿ el mucharejo hubiera vuelto a donde su padre si no se le hubiera acabado la plata? ¿no hubiera sido más válido arrepentirse antes de tocar fondo? Es como cuando veo en las noticias el lanzamiento de un libro de alguien que perdió todo, su esposa, sus amigos y ahora es evangélico, qué sé yo. Pues claro, se volvió evangélico cuando ya no tenía opción, debido a que se quedó sin nada. En fin. Salí de la misa e hice algo religioso, valga la redundancia: me comí la oblea con arequipe a la salida. La delicia total.

Siempre tenemos experiencias pequeñas, continuas y positivas, las cuales forman todo lo que se llama vida. Ayer haciendo tareas con la pequeña, vimos unos documentales de animales sobre el Amazonas y reafirmo que uno de los animales más bellos que existen es el oso perezoso. Incluso es más hábil en el agua que en la tierra (como muchos perezosos, de hecho). Por otro lado, reafirmo que uno de los animales más feos es el sapo pipa, además su nacimiento es bastante feo, nacen demasiados del vientre de la mamá. Ahí ella pone los huevitos y van reventando como crispetas. Gross. Vean:

La naturaleza es hermosa. Es increíble cómo todo va cuadrando como un relojito. Tengo una canción indie perfecta para que empiecen la semana, se llama “Atop a cake” de Alvvays, un hermoso grupo. Esta es:

Vamos viendo qué va ocurriendo. Les mando mil abrazos.