Matrimonios con hologramas en el Reino Unido

 

Hace dos días leí una noticia que me dejó estupefacto: leí que un japonés ya tenía lista la fecha de su matrimonio. Cambiará de estado civil el día 4 de noviembre de 2018, ya casi, como dentro de mes y medio. Lo curioso es la afortunada que compartirá lecho con el muchacho: no es más ni menos que un holograma. El japonés se casará con un holograma que se llama Miku. No sé dónde van a hacer la fiesta, tal vez la luna de miel sea en un laboratorio de efectos especiales, en Pixar, es que no sé, trato de hacer un chiste y no se me ocurre nada. Un holograma. ¿Cómo serán las peleas? Un destello de luces LED tal vez. Y cómo será… bueno, no digo más. Somos dueños de nuestras propias imaginaciones.

 

Lo bueno de todo esto es que la vida nos ofrece mil opciones. Opciones caras y opciones baratas. Tal parece que en el Reino Unido las opciones son caras, puesto que allá la última inflación que publicaron fue del 2.7%: mayor que lo esperado (bueno, eso no me dice mucho porque lo esperado es relativo) y mayor que el mes anterior (eso sí me dice bastante, porque el anterior era 2.5%). Que haya inflación alta en el Reino Unido ahora es bueno, porque precisamente se busca que haya dinamismo.

 

En Brasil dejaron las tasas quietas al 6.50%, por aquí los títulos de 2020 rentan al 5.16% y por ejemplo el spread entre las referencias de 2 y 10 años está en 175 puntos básicos. Bastantes términos etéreos, abstractos y efímeros que a veces parecen hologramas.

 

¿Los besos son hologramas? ¿qué creen?

La economía del comportamiento, las devaluaciones y el estoicismo

 

Leía ayer lo siguiente en un boletín: “Devaluaciones a 150 días Bid 1.65% y Offer 2.00%”; esta es una frase que expliqué ayer en vivo y en directo y sobre la cual les quiero escribir. Quiere decir que, teniendo en cuenta el precio de hoy, si lo llevo a valor futuro 150 días a una tasa del 1.65%, me da a cómo compraría a esa fecha. Y si lo llevo al 2% sería a cómo vendería a ese mismo plazo. Es importante saberlo ya que si necesitan cubrirse a esa fecha, llaman a alguna entidad y el muchacho o muchacha comercial les devuelve esto, pues ya sabrán a qué se refiere. Siempre aprendemos y siempre enseñamos. La economía de la enseñanza.

 

Ayer también hubo una charla sobre la economía colombiana, hecha por el BBVA, muy buena. Aprendí sobre términos muy interesantes como el framing, la heurística y la aversión a las pérdidas, algo tan cierto como que aguantamos con más estoicismo las pérdidas más no las utilidades. Los pupilos estuvieron muy juiciosos, muy pilos, mientras en Estados Unidos iban cerrando los Tesoros al módico 3.0551% y 7 horas después de que los Tes de corto plazo cortaran al 4.765%.

 

Me gustó eso de la economía del comportamiento, no confundir con comportamiento de la economía. El orden de las palabras importa. Y pues, así como en el amor o en la rumba o leyendo un libro, a veces nos regimos por instintos, a veces por la lógica. Nos da miedo pero también nos emocionamos. Corazón y cerebro en la pugna.

 

Somos animales que a veces nos portamos bien y a veces mal. Siquiera.

El caballo de Hermès

 

 

 

Ayer a las 8:08am empezó a sonar una interferencia, aparentemente extraterrestre o extrasensorial. Me recordó mucho los inicios espaciales de muchas mezclas, de hecho me acordé de un track de un álbum de Plastikman. Pensé que iba a empezar unan fiesta pero no, era una interferencia en una llamada, todos quedamos asombrados. Luego se publicó otro dato, ese sí no extraterrestre sino muy terrenal: el índice de confianza del consumidor. Este dato fue de 4.7, menor al 9.0 esperado.

 

Y aquí viene una pequeña divagación: el dato fue 4.7 y será bueno dependiendo de lo esperado. Si encuestan a mucha gente que espera 4.5, pues el dato será mejor, si yo pongo que lo esperado era 3.0 pues será mucho mejor. Y así. Es relativo. Hace poco oí algo sobre un dato, creo que era el de ventas al por menor: salió menor a lo esperado, pero es que las expectativas estaban aparentemente muy altas. Así que tengamos presente contar con expectativas realistas, ni muy optimistas ni muy pesimistas, para así no llevarnos percepciones erróneas.

 

Ayer tuve lasagnas en medio de comités económicos optimistas. La superposición perfecta entre las láminas de pasta y la carne molida, sellándose todo con una también buena y prominente lámina de queso al horno. Si eso no fuera poco, vi luego una cartera, en su acepción fashionista y no financiera: era una cartera marca Hermès. Hermosa, muy linda. Pero lo mejor fue el accesorio que tenía: el caballito de Hermès en cuero, casi como un títere, colgado y sobreviviendo adyacente a la cartera. Lo quiero para mí.

 

Caballos de Hermès. Detalles que veo por ahí y cuya esencia debo compartir. Detalles que no todo el mundo ve.

Amores, amistades y retrospectivas

 

Escribir es actuar en retrospectiva, o más bien implica actuar en retrospectiva, porque para hacerlo debes revisar en los recodos de tu mente y tratar de plasmar lo que ahí hay, lo que dejó el pasado, el ayer, el sentimiento de lo vivido. En teoría no se debería escribir con la mente en blanco, pero a veces al hacerlo se va creando una suerte de energía implícita, se mete un espíritu que crea letras de la nada, se llega a tierras donde tal vez no se había llegado antes. En ese orden de ideas, revisaba lo ocurrido este fin de semana. El viernes hubo datos para la economía colombiana: su producción industrial creció 3.5%, más del 2.9% esperado; por otro lado, las ventas al por menor crecieron 3.2%, menos del 5.5% esperado.

 

Un dato bueno y uno malo, ¿entonces el comportamiento cómo fue? Será dependiendo de la mayor o menor ponderación que le queramos dar al uno o al otro. De ahí surge lo que se conoce como un comportamiento o tendencia mixta. Siguiendo con algo de numerología, en Rusia subieron tasas de interés del 7.25% al 7.50% y los títulos líquidos más cortos colombianos, los de Noviembre de 2018, cerraron al 4.37%; naturalmente ellos tienden a igualarse a la tasas del Banco de la República a un día (4.25%).

 

Revisando más vivencias, hubo 12 rosas entregadas como regalo de amor y amistad. Regalo predecible pero tarjetas y mensajes impredecibles. Ese es el verdadero poder de las letras: trascender. Sense8 continúa y The Innocents ya casi va acabando. Esto fue lo más relevante del fin de semana.

 

Todo esto implica ser lo que soy. El ser tiene un costo, pero el ser de verdad tendrá un ingreso.

 

Manosabia y La gata sobre el tejado de Zinc

 

 

Empecemos con un bien que escasea y que, precisamente debido a su escasez, es pasado por alto ante otros bienes más relevantes (aparentemente) y más inmediatos. Es un bien que casi no se consigue o que más bien está siempre por ahí pero mucha gente no lo ve, puesto que hay otros bienes parametrizables y medibles que generan más réditos. Me refiero a la cultura. Lo intangible en la degustación de los sentidos y el intelecto. Sobre este tema les tengo algo para este fin de semana, apunten esto: La gata sobre el tejado de Zinc. Así se llama la obra del National Theatre. Es este fin de semana en cines, es algo diferente, la actuación y los monólogos de Siena Miller son espectaculares (qué buena actriz) y se mantiene la atención (claro, en Siena Miller) todo el momento. Busquen en la cartelera.

 

Esto por un lado. Por otro lado es fin de semana de Amor y Amistad. Por el parque de la 93 estará el EVA Boulevard, una serie de puestos, de stands, que resaltan el trabajo de la mujer. Sí, de las mujeres hermosas. Pillen por ahí el stand # 13, llamado Manosabia, con lindas artesanías para decorar su casa. Para que regalen de amor y amistad. Recuerden que en esta época no solo deben declarar renta sino también declarar amor, así sea con un dibujo, una donut o un lapicero. Ya la excusa de que esto es invento del mercantilismo está muy traqueada y caduca. #Noexcuses.

 

Y sí, esta obra, la de la gata, es de Tennesse Williams, un dramaturgo gringo. Él decía que todo buen arte es una indiscreción. Seamos indiscretos, así eso tenga su precio. Feliz día del amor y la amistad.

Recintos impávidos previos a interacciones

Ayer pensaba en los recintos vacíos mientras comía una hamburguesa con queso azul en Voodoo, en pleno corazón del centro internacional. Es decir, pensaba en un estadio cuando no se está jugando un partido de fútbol, un supermercado a medianoche con sus enlatados y frutas intactas e inmóviles, una iglesia cuando no hay misa. Caí en cuenta que los sitios cobran majestuosidad cuando están vacíos, cuando no están influenciadas por el alborozo humano, cobran solemnidad al estar ahí inhabitados. El impávido coloso. Ya cuando el humano entra pues ahí se vuelve otra cosa, ahí es que empiezan a interactuar los sentimientos (buenos o malos); de hecho, también pensaba en eso: un precio es el producto de la interacción de dos sentimientos. Esa interacción fue la que produjo que ayer los Tes de junio de 2032 cerraran al 7.30%, el dólar formara una TRM de 3.055,01 pesos y hubiera subastas de tasa fija.

 

Siempre entran nuevos lectores así que les cuento: un miércoles se hace subasta de tasa fija, el siguiente se hace de UVRs, y así. Ayer hubo 700 mil millones distribuidos en títulos de noviembre de 2025 al 6.608%, abriles de 2028 al 6.915% y junios del 2032 al 7.276%. Me han hecho bastantes preguntas sobre el dólar para fin de año y los análisis arrojan un probable nivel de 3.110 pesos. Y sí, la Burger de Voodoo fue máxima, fue como para hacer vudú.

 

Siempre les tengo cultura. Siempre. Hace poco transmitieron una ópera, la famosa Turandot. En ella, se pone a prueba a un príncipe haciéndole una serie de preguntas. Una de ellas era: ¿qué nace cada noche y muere al amanecer? Haz de cuenta que eres el príncipe. ¿Qué responderías? Quedo abierto a tus comentarios.

 

 

Buena suerte para hoy…

 

 

 

P.D. sigo recogiendo tus gustos musicales. Nómbrame tu canción favorita del momento. Con todos los resultados haré un especial.

 

Tenedores que sucumben ante la liquidez (escritura en dos actos)

 

Ayer los tenedores sucumbieron ante la liquidez. Lo bello del idioma español, o de todos los idiomas, de las letras que uno escribe para ustedes mis mejores lectores, para quien lee en Bélgica, Nueva York, Berlín o Santa Marta, es que esa anterior frase se puede interpretar de dos maneras, esa frase vista desde dos aristas representa lo ocurrido ayer en el mercado financiero, espiritual y gastronómico. Por un lado, los tenedores sucumbieron porque en La Urbana, el sitio de La Macarena de deliciosos almuerzos al que voy con frecuencia, el tenedor sucumbió ante la liquidez de una salsa de mantequilla de ajo de los spaghetti. Enrosqué de manera metódica para evitar salpicar, todo fue majestuoso y además oí una canción que shazameé mientras veía el cuarto capítulo de The Innocents: la canción era “Solo Dancing” de Indiana. Sí, los tenedores sucumbieron ante la liquidez. Fui feliz.

 

También ayer, los dueños de los Tes, o sea los tenedores, sucumbieron ante la liquidez, es decir ante todo el dinero que circuló ayer por el pago de intereses de los de vencimiento septiembre de 2019. Ayer pagaron algo más de 2 billones de pesos (millones de millones), esa plata entró, entonces los tenedores andaban platudos, incluso demandaron Tes de corto plazo al 4.798% y el bid to cover fue muy alto (4.86 veces). Además, como había mucha plata, le pidieron poquito al Banco de la República: 989.000 millones frente a un cupo de 6 billones.

 

Con la misma frase se explican dos eventos. Con las mismas letras. Esto es la vida en finanzas. Sonrían y amen. Haré un experimento: escríbanme su canción favorita del momento para ustedes. Su top # 1 temporal. Con eso haré un especial luego.

Solo por hoy… la Verdad Emocional

Solo por hoy debo decirles que hay un país cuya economía es parecida a la de Colombia, un país al que siempre comparan con nosotros, no por su cultura sino por sus características financieras: Turquía. Allá hay globos en Capadocia y aquí hay globos también. Allá su economía subió 5.2%, ese es el último dato que se ha publicado, con un poco de contracción frente a datos previos. Su moneda es la Lira turca. Allá hay liras y aquí hay loras, ambos somos países emergentes. Solo por hoy también debo decirles que un título Tasa fija de 2032 renta el 7.358% y uno indexado al UVR de 2035 renta el 3.748%. Solo por hoy les diré que, para plazos similares, la diferencia entre la rentabilidad del tíulo en tasa fija Versus la rentabilidad del UVR se llama IPC implícito. Solo por hoy.

 

Solo por hoy le digo a vuecencia que Sábados Felices anda de cumpleaños: Piroberta, don Jediondo y el hombre Caimán andan de plácemes. También hay un término que leí por ahí, dentro de tantos paréntesis que tengo abiertos: es la llamada Verdad Emocional. Me pareció un término hermoso emanado de las selvas de letras en las que me meto, con linterna y todo. Es un término que se refiere a encontrar la sinceridad dentro de la ficción, en encontrar lo real dentro de lo irreal. O también porqué no, podemos encontrar lo real en lo irreal. ¿Quién lo determina? La vida en finanzas es una prueba vívida de verdad emocional.

 

Solo por hoy. Es captar todo lo de hoy solo por hoy. ¿Mañana? Muy seguramente piense exactamente lo mismo.

 

Fin de Master Chef e inicio de Master Trader

 

 

Creo que lo olvidé todo, muchas veces pienso eso cuando tomo asiento el domingo por la noche para escribirles; no por la categoría estrictamente de ser domingo, sino por el hecho de no haber escrito el informe económico hace dos días. He escrito otras cosas, eso sí: frases, el libro avanza, la mente vuela, suena progressive house, se hacen DJ mixes live, se hacen recetas y siempre se está en ese proceso de vivir. Consentir lo que hay alrededor y darse cuenta de ello, eso es vivir. Miré mi block del blog, leo que en Estados Unidos el dato estrella de la vida, o sea el aumento de nóminas no agrícolas, fue de 201 mil, más que los 190 mil pronosticadas, y veo que ese dato, al ser bueno, motiva la venta de Tesoros, haciendo que los de 10 años suban del 2.8731% al 2.9388%.

 

Veo todo lo anterior. Hoy inicia Master Trader y anoche acabó Master Chef, con el gran Piter Albeiro de ganador. Hoy empezarán las órdenes pegged, los nemos al vuelo, el carnet de órdenes y demás. Así empieza todo nuevamente: la eterna lucha contra la ortodoxia, contra lo aburrido, una intensidad en letras rayana en la voracidad. El Euro va a 1,1533 dólares y el dólar va a 3.059 pesos. Mi mente vuela y recuerdo que el viernes, en el mejor restaurante de Bogotá Ocio, o bueno uno de los mejores para ser más inclusivo, probé raviolis de chontaduro con mermelada de uchuvas y helado de salpicón de Baudilia. La delicia. También acabó el Congreso Gastronómico de Popayán.

 

Acaban y empiezan cosas. Todo fluye. Yo fluyo y siempre les traigo lo mejor aquí.

 

Juegos y divagaciones entre el pasado y el futuro

¿Qué será de nosotros dentro de 10 años? Pensemos en esa respuesta, imaginémosla, ¿qué podría pasar? Es interesante imaginarlo, solo imaginar por imaginar, el arte por el arte como dice Wilde, solo pensar por pensar. Las cosas más atractivas de la vida son las que no tienen un objetivo intrínseco, son las que se dan sin más ni más. ¿A cómo puede estar el dólar? Es más, ¿será que existirá el dólar? Puede ser que dentro de 10 años todos seamos robots, oigamos música galáctica y nos vistamos de plateado; bueno de hecho ya tengo unos tenis plateados brillantes hermosos y ya oigo música galáctica. Vivir entre el futuro y el pasado. En fin, este tema lo planteo porque ayer, sacando unos informes de liquidez y de mercado, vi que el swap IBR-TF a 10 años da lo siguiente: 6.33%-6.40%.

 

Más o menos podemos decir que los agentes del mercado ven que en 10 años las tasas en Colombia pueden estar a esos niveles. Me parece curioso, incluso hay a veces cotizaciones a 25 años. Mucho tiempo. Hay una actriz francesa llamada Gabrielle Robinne, una antigua damisela, pálida, alabastrina, típica cara decimonónica ovalada, así como Virginia Woolf, quien nació en 1886 y murió en 1980. Ella pertenece al pasado, tenía ojos lindos, era elegante.

 

O tal vez ella era del futuro. Ya no lo sé. Era tan antigua que parecía del futuro, así como esos swaps IBR – Tasa fija. Lo extremadamente moderno que parece de la edad media.

Página oficial de La Vida en Finanzas