Julio Iglesias, mezclas, obsolescencias y mermelada de feijoa

Siempre que camino, que preparo alguna bebida, siempre que bajo en el ascensor o por las escaleras, siempre que voy al supermercado pienso en cómo se plasmaría esa experiencia bajo mi pluma. Y entre más sencilla la actividad, más la imagino, más trascendencia ocupa en mi mente.
Hace unos cuantos días estuve de paseo por unos pueblos de Boyacá y quedé maravillado con los quesos, tanto así que traje para la casa queso Paipa, queso siete cueros (que no siete luchas) y queso pera. Entonces voy a la nevera, mientras pongo algún track de synthpop y pienso cuál será la víctima esta vez. El que menos porcentaje de mordida tenga, ese será el elegido. Le pongo mermelada de feijoa, otra maravilla que traje de allá. Incluso vi un anuncio que decía: “Derivados de feijoa”. Pensé, aludiendo al chiste financiero, que vendían swaps, opciones call o futuros de referencia específica de feijoa, pero no. Vendían mermeladas, sabajones y arequipes. 

Podemos plasmar vivencias y dejar una sonrisa. No se puede no escribir, así como el chef que ve una receta no puede solo leerla, tiene que replicarla.

Bueno, se preguntarán qué hace Julio Iglesias en el título y en una de las fotos: ocurre que, dentro de los libros que ando leyendo, hay uno de Kazuo Ishiguro llamado “Nocturnos”. Ahí hay una historia sobre un cantante que fue muy famoso, Tony Gardner. El protagonista del relato se lo encuentra, ya años después, cenando en Venecia, totalmente anónimo. Ya no es famoso, ya todo lo que vendió, todas sus conquistas, habían quedado en el pasado, nadie lo reconocía. Qué alivio y qué tristeza. Imagino qué pasaría si yo fuera en algún bus, y viera por ejemplo a Julio Iglesias. Él, gran artífice de pasiones y amores, ya en su otoño, ¿Qué podría yo preguntarle? esto que vivimos ahora luego será pasado, luego será obsoleto. 

Vivamos por ahora la no obsolescencia. El olvido que aún no seremos. 
Precisamente, hablando de obsolescencias, les pongo a su disposición mi nuevo mix. Tiene muchos matices de techno y techhouse. Disfrútenlo antes que se vuelva obsoleto. Es el futuro clásico. denle click Aquí, o sino abajo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.