Capicúas, palíndromos y días sin carro

Resultado de imagen de día sin carro

Más o menos hace una semana me enteré que hoy jueves iba a haber día sin carro en Bogotá. Esta vez no me enteré por los titulares cuando la gente sintoniza el noticiario , sino que me enteré por un comentario que le dijo un niño a otro niño. Aquí transmito un sentimiento muy común que veo en la gente, estaban aterrados, era algo parecido a lo siguiente: -va a haber día sin carro el próximo jueves, ¿qué vamos a hacer? va a ser horrible, no lo concibo- algo así. Digamos que casi se abrazan llorando, como si fuera un día sin alimento o un día sin oxígeno. O un día sin música (sniff). Simplemente me pareció curioso, me pareció chistoso, sonreí, me volví a poner mis audífonos y alisté mis alas. Yo me considero un fan acérrimo del transporte público.

Y sí, estamos en día sin carro, algo que para algunos ha sido lo más caótico. Miré por la ventana, aun tengo mis dos chaquetas, me sirvieron mucho para los menos dos grados centígrados, pero sé que en la tarde me las quitaré todas. Lo sé. También efectivamente se publicó a las 7pm el dato de inflación, quedando más bajo de lo esperado: 0.42% menor al 0.56%. Eso puede motivar las expectativas de los inversionistas pero por ahí oí sobre los componentes de este dato: que tal vez un rubro como el de Educación podría incrementarse para el otro mes y así. Digamos que en la inflación muchas gente analiza sus componentes, más que el dato total, y debido a esto para febrero podría ser más alta. ¿Who knows?

Por último, hace poco fue 02-02-2020. Cuando un número se lee igual al derecho y al revés, se llama capicúa, eso todos lo sabemos ya a estas alturas de la vida. El equivalente en palabras es el palíndromo. Lo que no sabía era el origen de la palabra y un querido ex alumno lo puso por ahí en un meme: viene del catalán cap-i-cua. Cabeza y cola, o sea que se lee igual desde la cabeza que desde la cola. Como la vaca Lola. 1234321. De palíndromos siempre recordaré el ochentero “dábale arroz a la zorra el abad” que me enseñaron mis padres. O el clásico “Anita lava la tina”.

amixórp al atsaH. Hasta la próxima.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.