Monedas de temer y de Temer

Ayer hubo una dinámica bastante quieta en los Tes. Miré la pantalla e imaginen que los precios estaban 99-98: algún mozuelo comprando al 99 y otro muchachón, o muchachona, vendiendo al 98. Miré para otro lado, me comí un pastel de pollo, me vi Titanic, me leí Ulises, volví a ver la pantalla y seguía 99-98. Luego pasaron la Lista de Schindler, una corrida de toros, leí Crimen y Castigo, vi dos partidos de béisbol y la pantalla continuaba igual. Además no había datos macroeconómicos relevantes. Luego vi publicidades sobre máscaras rejuvenecedoras de fotobioestimulación con luz led, de esas que ponen la piel besable, y aun el mercado continuaba igual.  Sí, poca dinámica.

Las que sí se movieron fueron las monedas. El dólar pasó de valer 2.877,50 a 2.905,95 pesos. Hay otra moneda, que es la moneda de temer y de Temer. Me refiero al Real brasileño: moneda de temer y de Temer. Esta abrió a 3,2682 y al despuntar la tarde, luego de una hamburguesa con queso y tocineta y crucigramas a la carrera, cerró a 3,2772. Velas alcistas pero nunca tan bravas como la del jueves pasado.

Diría que el Real, y otras monedas por ahí todas volátiles, son unas criptomonedas, porque mandan a los operadores a la cripta. Buena suerte para hoy!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *