Sigrid, whatsapp, cultura pop…

Muy a las 7pm anoche, mientras había gente en convivencias, gente en la escuela, gente de profesora y gente en el medio de un sánduche humano, ahí en plena hora de las siete, vía mensajería instantánea de una aplicación de chats llamada Whatsapp, sí, juego de palabras derivado del “what’s up”, o su equivalente en español “hola qué tal”, por ahí me llegó el dato de inflación  del mes de mayo: fue del 0.25% y así queda la anual en 3.16%. Así lo esperaba el mercado y así lo esperaban mis encuestados. Habrá quien esté feliz y habrá quien se quiera morder el codo: cada decisión  y datos tienen sus dolientes, dolidos, dolosos y dolorosos.

 

Cada quien tiene su minuto de fama, su existencia efímera y valedera de un Grammy o de un gatico de MTV. De algo. Los bonos de Italia la tuvieron (la fama), pegándose una trepada en tasa y ya nuevamente volvieron a ser olvidados. Fueron Bocatto di cardinale y ahora ya son solo unos aburridos títulos del gobierno, ahí todos grises. Lo que nunca debe quedar en el olvido es el medio ambiente: ayer fue su día, recuerden no usar pitillos y también tengan presente que una ballena murió por exceso de bolsas plásticas en su cuerpo, qué pesar, creo que eso fue en Tailandia.

 

Eso es lo que ocurre ahora con la cultura, algo tan difícil de encontrar, no importa la época. Sin embargo siempre hay esperanzas, lo tengo claro: la cultura debe tener su minuto de fama. Oir a Sigrid, gran cantante, es muestra de ello (óiganla y me avisan).

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.