Mary Poppins y tasas bajas

 

Ayer el mercado abrió bastante comprador de títulos de tasa fija, debido (aparentemente) a unas declaraciones del gerente del Banco de la República, referentes a que las tasas dentro de unos cuantos meses estarán mucho más abajo, o sea al 5.25% a fin de año. Digo aparentemente porque siempre debo hallar razones, esa es una de las misiones del economista y del periodista; aunque otra parte mía es ser narrador y en ese campo no hay razones, solo hechos. Entonces, uniendo las varias aficiones, debería decir que compraron debido a dicha declaración, pero en últimas no hay una certeza de que en el cerebro del operador eso haya gestado el impulso comprador. Es más, ya se sabía que la tasa en ese entonces estaría baja. Es más, nunca lo sabremos, deberíamos meternos en el cerebro de todos para estar seguros (y eso es imposible). Es más, no sé nada, solo narro, solo vivo.

 

Hay una palabra que puede definir todo: supercalifragilisticoespialidoso. Es la palabra creada en la película Mary Poppins, y se usa como cuando hay algo tan impresionante que no tiene explicación. Ya verán todo el despliegue que tendrá su nueva versión el próximo año, ya no con Julie Andrews, sino con Emily Blunt. Será una secuela, no una adaptación, y desde ya auguro que será espectacular. Así como el año pasado esperé tanto a La La Land, este año esperaré a Mary Poppins.

 

Se acordarán de mí, será luego, cuando las tasas estén al 5.25% o quién sabe a cómo estén. Cuando se de esa bajada supercalifragilísticoespialidosa.

 

Sí, aparentemente. Ya me metí en todos los cerebros.

 

Buena suerte para hoy!

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *