Category Archives: deuda pública

Dólar a 2.777,55 : un dato cabalístico

Ayer vi poco volumen operado en los mercados financieros colombianos, un volumen que dejó unos cuantos cierres cabalísticos y no cabalísticos. Lo anterior se refiere a cierta tendencia que tenemos algunos (me incluyo) por ciertos números en especial, bien sea para bajar escaleras (contándolas de 3 en 3, o de 6 en 6 por ejemplo), para imaginar compases (no sé, de 7 beats en 7) o para ponerse stops (“viejo tales, yo me stopeo, o como decía un amigo, me estropeo al 5,999%”, digamos).  Entonces ayer los julios del 24 cerraron al 5.98%, cifra para nada cabalística, muy normal, pero el dólar a la 1pm cerró al majestuoso, hermoso, cabalístico y monumental 2.777,55. Cerró a 2.777,55 pesos, a este número le moldearía una estatua de mármol.

 

Como les digo, nada más subjetivo que lo cabalístico. Todo depende del punto de vista, de qué lado estamos. Osiris, por ejemplo, para un historiador representa el dios egipcio de la resurrección y la fertilidad; para mí representa una marca de zapatos, diría yo que los dioses de las belleza en ropa para pies, unos que uso y que han visto por ahí; sí, los de Dubfire, tan lindo que suena pronunciado Dubfire.

 

Por ejemplo, estudiaba por ahí unas cosas y hablaron del principio del tracto sucesivo. Me asusté, pensé que había agarrado por error un libro de Medicina, el Harrison, pero no; ese es un término para referirse a que cada título debe tener, por decirlo así, su historial, su tracto, su sucesión. Muy cabalístico.

 

Los que andan a caballo también compran dólares a 2.777,55. Pero eso es más bien caballístico.

 

Lo facultativo y lo obligatorio

Luego de trancones engorrosos debido a cancelaciones de conciertos de Don Omar, luego de bastante estudio, volleyball y luego de imaginar historias que entremezclan pasado con futuro, luego de vivir tantas cosas en mi mente y en la realidad, una realidad que no siempre es tan real, luego de que el cerebro filtre lo que necesita, ya que no todo el 100% de lo captado es ni asimilado ni aceptado, vengo por aquí a contarles lo ocurrido el viernes financiero. El viernes ocurrió algo extraño e inesperado: los títulos considerados más líquidos en Colombia, los que más generan voz a voz y preguntas, operaron por debajo del 6%, cerrando al 5.97%. Cuando se rompen niveles teóricos y numéricos, la mente rompe niveles psicológicos. Cada quien rompe sus propios niveles técnicos y personales.

 

Está lo facultativo y lo obligatorio, dos aspectos de la vida cuya decisión, si bien depende del entorno, en últimas dependerá de la persona; dependerá de cada quién qué es verdaderamente facultativo y qué es verdaderamente obligatorio.

 

Luego del rompimiento de niveles de Tes por inflaciones bajas, Z-spreads, implícitas, sorpresas y gaps, a la 1:15pm, degusté un arroz vasco del otro mundo, mientras me acostaba en el restaurante; le pregunté a la mesera si podía hacer siesta, ella dijo que sí, que a veces algunos clientes lo hacían; mezclé vinagre balsámico con aceite para el pan, mordí con los ojos cerrados las aceitunas, me sumí en el placer de la gastronomía. Fue una experiencia deliciosa, ahí rompí unos cuantos niveles del buen gusto.

Inflaciones europeas, aranceles chinos y estrenos coreanos

 

Quiero condensar información en pocos párrafos para no sobrecargar la vista y la mente con muchos caracteres; el poder de lo condensado, la elocuencia del silencio. Un dato relevante que vimos en Europa fue la publicación del dato de inflación, quedando en 1.4%, un poco más alto que el dato pasado que fue 1.1%. Que haya inflación en Europa es bueno porque indica algo de crecimiento. Bien por Europa, por su música y por sus bufandas bávaras.

 

En segundo lugar, debemos saber que en China siguen con las represalias en materia mercantil contra Estados Unidos: ahora anunciaron aranceles hasta de 50 mil millones de dólares. Too much, demasiada plata para siquiera imaginarla. Platas, inflaciones, Deutschland, France y mi siempre amada modelo china Liu Wen.

 

También les quiero compartir que el 3 de abril se estrenó el nuevo álbum del grupo surcoreano, de 7 integrantes (o sea septeto), que es la sensación del momento, ahí sí del mundo mundial: BTS. El álbum se llama “Face yourself”. Lo curioso es que el grupo es surcoreano pero este álbum tiene canciones en japonés. Hay por ahí guiños con el dubstep y el hip-hop, por ejemplo en un track llamado MIC Drop que estuve oyendo. Es un buen pop, es bien recomendable.

 

Por un lado porque soy curioso, claramente, pero gran parte de mi conocimiento de toda esa cultura surcoreana se debe a dos primitas mías divinas que quiero mucho: son gemelitas, chiquitas y jovencitas, Antonia y Carlota. Ellas me impregnaron el interés por todo esto. Y sí, son partícipes esta vez de la vida en finanzas.

 

Lo condensé, lo logré, ganó la elocuencia.

Los cinco sentidos descritos en un solo día

 

Lilac Cherry blossom. Leo lo anterior y me suena delicioso, exuberante. Ahora en español: flor de cerezo, también me suena delicioso. Recuerdo haber tomado ayer té blanco con esa flor; además guardé la botella morada, que por cierto es muy bella. Ese té lo tomé a las 11:37am y lo recuerdo ahora mientras me solazo oyendo a DJ Boris y a Dubfire a todo volumen. Ahí van dos sentidos: el del gusto, cuyo órgano esencial es la deliciosa lengua y el del oído, cuyo órgano esencial se recubre de audífonos Bose con función aisladora de sonidos externos.

A veces hay empinamientos y a veces hay aplanamientos neurálgicos en las curvas de los Tes. A veces el mercado se cansa y a veces se exacerba: hay varios medidores de esos fenómenos, a veces un 7.055% en los junios del 32 dice algo. Hay Z-spreads, curvas y comparativos con otros países: por ejemplo la tasa de referencia de Brasil está al 6.75% y la de Chile está al 2.50%. Esto lo escribo mientras le rasco el lomo a mi perrito Yorkie, un perrito peludito y diminuto cuyo nombre, Cristo, genera curiosidad. Con él ejerzo el sentido del tacto.

Tengo también mi loción Lacoste en empaque de 50 mililitros; quienes se acerquen a mí podrán percibirlo y así satisfacer su sentido del olfato. Por último, el sentido de la vista, ese que tanto me gusta, lo ejercí mirando un calendario que me regaló mi hijita mayor: es del Metropolitan museum de Nueva York. La foto del mes de marzo es del Brooklyn bridge de 1946, tomada por Brett Weston.

Cinco sentidos en un solo día, tal cual.

 

Introducción a los telepálpitos

  (lo máximo….fuente: mutis.cl)

Ayer vi un concierto entero de uno de mis grupos favoritos: Chvrches. Es un grupo escocés. Se escribe así con la v, pero se pronuncia Churches, como Iglesias. Sí, como Enrique Iglesias, el cantante de Despacito según los italianos famosos (se escuchan risas de fondo).  En fin, vi el concierto mientras recordaba que ayer el mercado estuvo un poco quieto, sin mayores sobresaltos en los títulos, con oportunidades de trading que contrastaban con una que otra reunión de índole administrativo. Nada extraño, algo se movió por ahí por el Mec, dinamismos usuales numéricos que nadan entre puntos máximos y mínimos. Los números que me gustan tanto.

 

De hecho, aquí van los dos números de hoy: los julios de 2024 cerraron al 6.31% y el Producto Interno Bruto de China creció 6.9%. Varios números seis, en un caso para la deuda colombiana y en otro caso para el producto chino. Es un buen dato el de ese país.  Y sí, como les decía, de Chvrches les recomiendo “Clearest blue”. Es una canción que está en mi top 20 sempiterno de la vida.

 

Y ya hablando no de los números, sino de las letras, que también me gustan tanto, capté una hermosa palabra por ahí en uno de mis libros: telepálpito. Y les tengo una buena noticia: no significa nada, es una palabra inventada. Así que le pueden dar el significado que quieran; para mí es mandar amor por telepatía, es decir “te amo” por telepatía. Para mí eso es un telepálpito.

 

¿A ustedes qué les suena?

 

(fuente: junkee.com)

 

Buena suerte para hoy!

 

 

Sushi Itto y los acuerdos comerciales

  Leí en las noticias que el nuevo Presidente de EEUU retiró a su país de algo llamado TPP : “Acuerdo Estratégico Transpacífico de Asociación Económica”, con lo que de alguna manera se generan distancias con los países de Asia.

Pero bueno, antes que nada, dándome una vuelta por el planeta de las sensaciones, ese planeta que puede quedar o muy lejos o incluso tan cerca del paladar como queramos, llevé mi nave interestelar plateada con dorado a un sitio delicioso, llamado Sushi itto. Suena así, como una abreviatura del sushi. Si quieren almorzar pueden ir antojándose. Me decidí por un Monster roll, el cual tenía aguacate, cebolla asada y langostinos al ajillo por dentro. Una locura. Por fuera tenía queso crema y kakiage, además fue servido con salsa chipotle y salsa Tampico. El Kakiage es como una ralladura de zanahoria frita. No acostumbro tomar nada de licor con la comida, de hecho he de confesar que no soy muy amante del vino con carne o cosas así, pero esta vez miré la carta de licores y pedí un Saketini Lychee. Estaba muy pomposo, tanto yo como el Saketini, además llevaba puesta una chaquetini. Ya había hablado la otra vez de ese cocktail: es básicamente un Martini con Sake, ese licor ancestral del Japón. Así que, repito, este exuberante cocktail tenía Sake, Vermouth dry, jarabe y pues el famoso lichi. Estaba plácido y, si bien la música ambiental estaba buena, no pude resistirme a oír en mi dispositivo una buena dosis de Trance. Qué buen sitio Sushi Itto, recomendado para que vayan algún día.

Luego se me vino a la mente un pensamiento macabro: si, en mi caso, llega a haber algún día un mal acuerdo Trance con comida del océano pacífico y se dañan las relaciones con Asia, ahí sí me preocupo. No podría volver a degustar el saketini ni el Monster roll. Ni el pop japonés. Ni el Trance pacífico. No, eso no puede pasar.

Buena suerte para hoy!

 

Día de inocentes y de algodón en la almojábana

Este día de bromas es muy peculiar. Hay bromas livianas y pesadas, empezaré con una pesada. Siempre me acuerdo que una vez un familiar mío, que ahora debe tener unos treinta años, llamó por teléfono a su abuela en este día hace unos quince años y, no tengo ni idea qué estaría pensando, no sé qué bicho tenía en la cabeza, qué clase de trastorno en su mente, no tengo ni idea,  pero le dijo “Buenas tardes, es que estamos llamando de la morgue para que venga a reconocer un cadáver, parece ser el de su hijo”. Imaginarán la reacción frente a eso,  también imaginarán el castigo  posterior. No digo más. Esta broma establece el nivel más alto y álgido dentro de las bromas del día de los inocentes. Sin embargo hay otras más livianas. Recuerdo siempre que donde Aida, una señora que cortaba el pelo en mi adolescencia, siempre daban almojábanas y cuando al masticarlas empezaba uno a sentir algo entre harinoso, pastoso y seco entre la dentadura, efectivamente era porque le habían metido algodón a la masa.

 

También salen bromas en los periódicos. Recuerdo también que la otra vez, en el periódico de mi ciudad natal, salió el titular “Julio Iglesias ha sido visto en Popayán”. Decían que había comido empanadas de pipián, que lo habían visto comprando aplanchados, en fin. Mi señora madre, quien por cierto es fan acérrima, de esas que se desmayan, por ese galán de galanes padre de Enrique Iglesias, puedo jurar que mi señora madre se alcanzó a ilusionar. Al final la noticia terminó con el clásico ochentero “pásela por inocente”. Están también las pegas, aunque ya nada qué hacer, el identificador de llamadas acabó con todas las ilusiones y risas derivadas del “aquí lavan ropa?” o del “ahí está Elkin? El quinto vampiro?”.

 

Bueno, si les salen tachuelas viajando hoy, si les echan aceite en el piso para que se deslicen, si alguien les pega por la espalda o si llaman diciéndoles que se ganaron la lotería, ya saben que es una inocentada. O con este año tan impredecible, ya no sé, de pronto es verdad.

 

Saludos!

 

Consideraciones importantes sobre el fast track y sobre Rogue One

(fuente: starwars.com)

Empezaré hoy, antes de hablar del complejo término del “Fast track”, contándoles que estuve de primero viéndome Rogue One en la exclusiva première el pasado lunes. Naturalmente no puedo decir nada pero con solo decirles que en los últimos cinco segundos casi me da algo, que ocurre un evento totalmente inesperado y absolutamente fenomenal, con decir eso respecto al final, algo que de veras casi hace que me dé un yeyo, sería esto suficiente razón para que la vean. Aunque no es la única razón, hay muchos eventos qué rescatar, para que lo sepan esta película no es continuación del Episodio VII del año pasado ni nada por el estilo. Es una historia alterna, que se relaciona con el hilo conductor principal, y está situada entre el Episodio III y el IV, cuando el famoso Darth Vader está en su pleno esplendor y supremacía. Tengan eso presente solamente. Lo que les digo es que el final es la locura, les aseguro que sí, ya se acordarán de mí. Voy ya haciendo mi top final del año 2016 y de ahí ya tengo mejor canción principal de película. Imaginen una alfombra roja, unos premios súper elegantes, una hermosa hostess diciendo “..el ganador a mejor canción de película es….”, y sin lugar a dudas es “how far I’ll go” de Alessia Cara. Esta canción es de Moana, la nueva película de Disney, que también es muy muy bella.

(hermosa canción, la mejor de 2016: fuente www.ew.com)

Procedo entonces a explicar el concepto del “Fast track”, tan de moda en estos días. Seguro han visto noticias sobre ello. Para eso debemos saber que “fast” traduce “rápido” y “track”, si son lo suficientemente melómanos y melódicos, se refiere a una canción. Es apremiante hablar de esto y más que todo ahora en navidad. Por lo tanto, mi propia versión del fast-tracking está encaminada en tratar de bailar buenas canciones, preferiblemente rápidas en vez de lentas, para así festejar la navidad. Si ven hoy en los titulares de las noticias, bien sea de periódicos o de noticieros, y ven a la gente hablar de este término, ya saben a qué se refiere. En mi experiencia melómana, si me pongo a analizar mi historial de canciones escuchadas tanto en computador como en dispositivo celular, predomina la tendencia del fast-tracking por encima del slow-tracking, de ahí a que exista por ende géneros como el trance y el techno, géneros que tienen más de 130 golpes por minuto. Puros tracks muy fast, muy rápidos, o sea puro fast track.

 

El fast track aplica también para mapalé, currulao y merengue. Con tíos, tías y vecinos. Con todo el mundo. Es un fast track inclusivo y ya está autorizado.

 

Y sí, el primer premio del año se lo lleva la canción de Moana: “how far I’ll go”. Estoy aprendiéndomela. Me eriza.

 

Buena suerte para hoy!

Los festivales de colegio

 perro-final

(hola perrito…..fuente: www.upsocl.com)

Mi época escolar activa fue entre 1987 y 1995. Cada uno de estos años asistimos al festival del colegio, evento esperado por todos, en el que los niños íbamos con todo el ímpetu a jugar, en el que luego los adolescentes íbamos con todo el ímpetu a lucir la mejor pinta y tratar de conocer a alguien y en el que los padres de familia iban con todo el ímpetu a ayudar en lo que les tocara, terminando el evento, casi siempre un domingo, en fiesta, remates y bailadita de salsa.

Era un clásico ver a mis padres como voluntarios en la preparación y venta del producto estrella de todo festival: el perro caliente. Había turnos de una hora y el cliente debía ir a cambiar el dinero por unas laminitas representativas de papel moneda hechas en cartulina roja o verde y con una letra femenina, redondeada y josefina. Había minitecas en las cuales veía cómo los duros del momento bailaban Rick Astley y Bananarama, había también guaduas engrasadas que los niños debíamos trepar y arriba estaban los premios. El postre de las tres leches y la lechona, con letreros sugerentes y de doble sentido como “mona mamona”, no podían faltar tampoco.

El tiempo pasa y los festivales, si bien su esencia es la misma, empezaron a cambiar de nombre. Recuerdo cómo hace unos 10 años me estrené como padre asistente a un festival y éramos los encargados de servir el sancocho. La niña me codeó y me dijo que no se decía Festival sino Kermés; además para rematar no se debía decir El Kermés, sino La Kermés. Pasamos del festival con lechona a la kermés con sancocho.

epa-1024x683

(linda lechona…fuente: www.elcampesino.co)

Cabe anotar aquí que un plato recurrente, aparte del perro, es la carne a la llanera con su debida porción de guacamole y papa cocida. La tecnología avanza, hay avances en la medicina y en la aeronáutica, pero no se ha podido inventar el cuchillo desechable que sea lo suficientemente gallardo para partir ese trozo de carne asada sin romperse. Es más, si llega a ser inventado, debería tener en su etiqueta algo así como “certificado con la ISO 9000 y avalado su uso en festivales o kermés”.

Yo sigo con la palabra Festival en mi mente. Luego cambié de ciudad y ya no era Kermés, sino Bazar. Aunado a los platos típicos, empezó a aparecer el sushi para llevar, el Babaganush, los grupos de rock centenials con covers de Arctic Monkeys, la pesca milagrosa y el bingo. Los mismos perros, ahora un poco más caros, conviven con más oferta. Sin embargo la esencia es la misma, por eso siempre querré ir, me encantan, me recuerda siempre mi teoría de que en ningún lugar hay energía más bella que en un colegio, y más aún en un festival de colegio.

Este año me enteré que ya no se dice ni kermés ni bazar. Este año es el Fest. Más minimalista y vanguardista. Seguro cuando sea abuelo mis nietos dirán: “Abuelo, no se dice fest, ahora se dice Festival”. Y seguro para esa época no habrán inventado aun los cuchillos irrompibles para la carne a la llanera.

j61bu53cfkfb

(buena carne….fuente: sites.amarillasinternet.com)

Comentario de hoy – Un exposhow y una postulación indecente

 img-principal-silvia-ultima

 (fuente: caliexposhow.com)

Tenemos bastantes títulos de nuestra deuda nacional que están por debajo del 7%. Si miramos los registros del día de ayer, los que vencen en julio de 2024 cerraron al 6.84% y los de mayo de 2022 cerraron al 6.66%. Esto llama la atención, recordemos que entre más baja la tasa es porque más demandados están. Hay expectativas bajistas en inflaciones y en tasas del Banrepública, además un referente muy importante que dictamina la decisión de compra aquí en Colombia, esto es el mítico índice JP Morgan, recomendó más títulos colombianos. También el dólar va cerrando a 2.894 pesos, siendo este también un buen medidor de cómo nos ve el exterior. Así que todo va bien: dólar bajo, Tes demandados y un petróleo que subió de 43 a 48 dólares estos últimos días. Eso es lo que me reportan los medios informativos y lo averiguado en diferentes fuentes. Como siempre el optimismo permea las páginas de La Vida en Finanzas y se refleja en los números. Hay unos datos de cultura general: si van en plena carrera séptima (de cualquier ciudad), si van en patineta o en metro (de cualquier ciudad) y algún periodista los coge desprevenidos y les pregunta cuánto operó ayer en los futuros específicos de TES, para que no hagan el oso ni les armen memes o youtubes virales, les cuento que este producto operó 166 mil millones, de los cuales casi todo correspondió a los futuros de julio de 2024. Además, ya para los más específicos y tecnócratas, vi 330 mil millones en el grandioso y celebérrimo futuro de OIS (overnight index swap). ¿Listo, oís?

 foto_0000000920160926220217

 (fuente: www.cooperativa.cl)

Estos números proporcionados enantes generan información financiera que sirve como insumo para decisiones gerenciales de pantalón largo. Importantes los números. Asimismo, aparte de los guarismos, tuvimos otras noticias políticas y no políticas. Madonna y Katy Perry han estado mostrándose tal y como vinieron al mundo (sin hilos ni botas), con bastante picante, para apoyar a la señora Clinton en sus procesos electorales. El domingo estaré muy pendiente de nuestras elecciones, las que se debaten entre el Sí y el No. Muchas expectativas, mientras en Cali se pavonean las lindas modelos por el Exposhow, por allá en medio de platillos voladores, chipichapes, aljures, zarzures y pasos anchos. Como también en épocas electorales existen temas como el arte y la música, veo que se acerca el ArtBo de Corferias y veo también que anunciaron el line-up del festival Estéreo Picnic. De ahí les cuento que Plastikman, the XX, 2 door cinema club y Flume son mis favoritos. Pero bueno, esto es en marzo del próximo año así que falta tiempo. Por ahora lo de ahora: el bello domingo donde todos estaremos muy activos votando. Por allá nos veremos y si los veo les invito un café, ¿oís?

 

Hasta ahora no he visto que alguien decida seguir los pasos de Madonna y Katy Perry. ¿Algún ser se postula?

 

Feliz fin de semana!