All posts by jorgeruiz

Trader, melómano, economista, lector y escritor....

Pensamientos sobre Popayán

Anoche, mientras repasaba términos como el CVA (credit value adjustment), el ISDA, la moneda base y el límite de obligación latente de entrega, mientras leía eso, mientras hacía un crucigrama y mientras oía algo de Disco del gran Dimitri from Paris, trataba de pensar cuál podría ser el mejor tema para escribir hoy viernes. Algo que fuera fresco sin llegar a ser tan anodino y algo también interesante sin llegar a ser excesivamente trascendental y solemne. Pensaba en que sí, sí se puede enseñar sin ser aburridor, sí se puede transmitir conocimientos sin llegar a ser ortodoxo, serio, regañón, estricto o plano. #sísepuede. Lo puedo comprobar de primera mano, soy protagonista y artífice de ello.

Anoté ayer unos datos financieros: apunté que el PIB de Estados Unidos subió 2.2%, menos del 2.3% presupuestado y apunté también que el consumo personal allá subió 2.5%, un dato también levemente menor. Entonces me quedé pensando: ¿Qué importa este consumo, qué importa Estados Unidos cuando en Popayán están sitiados hace ya bastantes días? yo soy de allá, allá vive mi familia y siempre digamos que es inútil crear discusiones y ponerse a pelear por Facebook diciendo quién tiene la culpa, quién no, porqué sí y porqué no. De hecho no lo sé, no me compete y no saco nada peleando. Solo quiero decir que me da tristeza que tenga que haber racionamiento de comida, de gasolina. Racionamiento de tranquilidad: me cuentan que el silencio en la noche es sepulcral, no hay tranquilidad, en cualquier momento se oye un helicóptero, cualquier bobada, un grillo, una canción y ya hay sentimiento de desazón. Aparte de eso es difícil viajar en avión y todo se vuelve un caos. Pensaba en todo eso, no soy político y ni quiero serlo, no tengo la solución, escribir desde un computador con house de fondo y mi perrito yorkie en la espalda es muy fácil, pero solo quería comentarles que me da tristeza ese problema. ¿Cuándo se reabrirá la carretera? no lo sé.

El Cauca cada vez más pobre.

Y bueno, así cierra la semana, con problemas de plagios en la bicicleta de Shakira, volatilidades financieras en Argentina, deliciosos olores en las revistas nuevas y en los libros nuevos y muchos manimotos. Siempre aquí, sí se puede.

El miedo

Así como los cuentos clásicos empezaban con el “había una vez”, me he dado cuenta que siempre empiezo mi escrito diario con la palabra “ayer”. Muchas veces he empezado así: ayer fui a tal concierto, ayer me comí tal hamburguesa. Por lo tanto, trataré de no empezar así. El hecho es que me dí un espacio (sí, ayer) para tomarme un Chai Latte a eso de las 3 de la tarde. Entonces tengo varias lecturas sistematizadas que cruzan con escrituras. Me explico: les escribo aquí a ustedes este blog pero también tengo mi novela, cuya historia avanza pero ha tenido una especie de pausa. También en lecturas está algo netamente académico que debo aprender para un examen, están mis revistas y tengo un libro que por fin empecé. Mírenlo:

Poco a poco, y ahora sí, me he metido en la historia. Aparte de esto, tengo una frase que me llamó mucho la atención. “Lo que inicialmente dio nacimiento a los dioses es el miedo”, esta frase la dijo Publio Papinio Estacio. Puede haber algo de realidad en esto, no lo sé, no me gusta meterme en temas religiosos ni políticos. También leí otra frase sobre la política, a propósito; dice Henry Brook Adams que esta es la organización sistemática de los odios. Son complicados estos temas, si se van a ver las diferentes peleas en las redes sociales, todas son en últimas sobre estos tópicos. Qué pereza.

Y sí, el miedo. El miedo a veces no nos deja tomar decisiones que queremos tomar, a veces nos hace pensar que no es posible, que lo que estamos formando en nuestra mente no es factible. Qué fácil es decir “oye, vence ya el miedo y lánzate al agua”, qué fácil es recomendar, qué fácil es criticar o dar espaldarazos.

Pero tal vez caer en cuenta de que sentimos miedo es el primer paso en el proceso de vencerlo.

Un mercado down-tempo y The blonds

Ayer, en plena jornada financiera, se hizo una pausa en el canal de noticias que estaba puesto en la televisora (con las mismas noticias de siempre, algo de Trump, el Brexit, así) y empezaron a desfilar unas modelos y unos modelos para la marca The Blonds. Era un desfile de esa hermosa casa neoyorquina. Fueron veinte segundos pero fue buenísimo: esos veinte segundos pagaron totalmente, con creces y réditos, la transmisión de esa noticias. Además, la música que sonaba en el desfile era totalmente downtempo, totalmente trip-hop; esto me hizo acordar de este género musical tan lento y atmosférico de Bristol. Esto me motivó a crear, todo lo bello motiva a crear.

Y bueno, bien decía Albert Einstein que la Creatividad es la misma Inteligencia divirtiéndose, qué buena definición. Ayer hubo Tes de corto plazo al 4.633%, Tes de abriles del 2028 al 6.37% y dólar a 3.155 pesos; es más, esos mismos tes de abril del 28 fueron los protagonistas de la clase de valoración de la Javeriana. De la realidad pasaron a la academia y viceversa. También hubo un Euro a 1.1271 dólares, por si acaso necesitan comprar para algún viaje a Alemania o a Francia a comprar alguna loción en las galerías Lafayette, o tal vez algún macaron de Ladurée.

En cuanto a dinero en el mercado financiero, había un cupo de 10,8 billones y los agentes pidieron 10,37. Es decir, casi todo se copó, aparentemente se vio bastante demanda por dinero. Así cerró todo. Así fue el movimiento producido ayer, con duraciones, duraciones modificadas, utilidades, pérdidas y noticias. Un día perfecto para llegar a la casa, comer rico, estrenar mis nuevos audífonos Pioneer HDJ-X5 y oír ese trip-hop que inundó mi corazón horas antes.

Un mercado Down-tempo.

Maybe I just wanna fly…

(foto tomada de internet)

Hay algo que siempre he pensado. Ocurre que no sé quién es más auténtico: si un niño que no sabe nada o un anciano que lo sabe todo. Uno actúa con la inocencia de entrar en terrenos desconocidos y el otro actúa con la pericia de recorrer terrenos ya muy conocidos. Debe ser por eso que me encantan ambos bandos: ellos, los niños con sus juegos; y ellos, los ancianos, con sus cuentos de antaño, sus enseñanzas. Tal vez por eso sea interesante pasar de una vez de la niñez a la vejez, de la adolescencia a la vejez, sin pasar por la edad de las apariencias, las máscaras y la aparente productividad.

A veces somos oasis y a veces somos desiertos. A veces somos profesores, a veces alumnos y a veces, lo más interesante, terminamos recibiendo lecciones de los alumnos. Ahí nos damos cuenta que los roles se van intercambiando, un día nos ponemos una camiseta, luego otra , pero mantenemos los mismos zapatos.

Los fines de semana sirven para pensar, para intercambiar ideas y para descansar. Vi que hubo conciertos de Lenny Kravitz. Ojo, no hagan el chiste o cometan el error de armarle parentescos con Nina Kraviz. No los hay, así como no hay parentescos entre Emma Shaplin y Charles Chaplin. Es interesante pasear y ver cómo en un día, a las 11am, uno pasea al perro y hace un sol del verano más soleado, el día más soleado; luego a las 3pm ocurre el mayor aguacero, de los días más mojados. El clima es el mismo corazón de uno: cambiante.

Empieza esta semana y cada quién tiene sus alegrías y angustias; cada quién vive con sus propios aburrimientos pero también con sus esperanzas, sobre qué ocurrirá en un mes, en un año, qué vendrá luego. El optimismo siempre sacando el pecho.

Y bueno, ya que hablé de oasis, también hablaré de Oasis. Esta canción me encanta:

…Bien dice la canción: maybe I just wanna fly…..

Sí, tal vez solo quiera volar…

De cómo enseñé el Mínimo Común Múltiplo

Hace poco tuve como misión explicar un concepto matemático llamado Mínimo Común Múltiplo, o en inglés Least Common Multiple. Estamos hablando de Cuarto de Primaria, la infancia pura, la belleza, las trencitas y las tareas. Puras matemáticas iniciales. Entonces tocaba hallar el mínimo común múltiplo entre 9 y 15. La respuesta es 45; 45 es el mínimo número que contiene a esos dos, puesto que 9×5=45 y 15×3=45. En fin, muchos lo sabemos pero la estudiante, con sus labores diarias y mientras se comía una arepa con queso, no entendía.

Hagamos una pausa aquí, pueden seguir leyendo mientras oyen esta belleza, una de las canciones que ha marcado mis últimos años. Ran de Future Islands:

Entonces les cuento: debía explicarle de qué manera el MCM de 9 y 15 era 45. Me acordé de que en mi software para mezclar, el Rekordbox, cuando las canciones no coinciden van sus patrones cada uno por su lado hasta que en algún momento golpean el beat al mismo tiempo. Se me ocurrió algo entonces y apagué todas las luces. Le dije a la estudiante, con sus muequitos y su envolvente esencia pluridimensional, que contara en su mente el tiempo y que cada nueve segundos prendiera y volviera a apagar la luz. Yo le dije que yo iba a hacer lo mismo pero cada quince segundos. Quedamos en eso y empezó a correr el cronómetro.

A los nueve segundos ella prendió y apagó; a los quince segundos me tocó a mí; a los dieciocho a ella; a los veintisiete a ella; a los treinta nuevamente a mí; a los treinta y seis a ella; y a los cuarenta y cinco se produjo algo mágico: los dos prendimos y apagamos la luz a la misma vez.

Fue maravilloso. La sonrisa posterior fue todo. Siempre se acordará de qué es el mínimo común múltiplo.

Es lo bello de enseñar. Es aportar y retribuir a los demás, es vivir y ser útil. Es el máximo común múltiplo.

La anécdota de la coca-cola integral

Ayer se publicaron los datos del canje de Tes y también hubo subasta de los mismos. Bastante movimiento entre posturas, preguntas, respuestas y contrarrespuestas motivaron a que hoy se citara a una reunión para aclarar todo. Ahí les estaré contando, el hecho es que la subasta fue de UVRs de 2037 y cortó al 3.74%. Luego el dólar tuvo la osadía de cerrar a 3.089 pesos; ha bajado unos cuantos niveles este activo. La polémica de ayer radicó en que anunciaron que se había hecho canje por 4.2 billones pero luego dijeron que fue más, que fueron 11 billones, ese fue el dilema. El hecho es que no sé bien los detalles, hay bastantes cifras que no alcanzan a entrar a mi burbuja, por más que intenten hacer ósmosis.

Leí una frase muy bella de Marc Jacobs: “Las prendas de ropa no significan nada hasta que alguien vive en ellas”. Tiene toda la razón, la ropa es la persona que se la pone, no vive por sí sola, y no podrá significar lo mismo al ser puesta en otro cuerpo. Así pasa con prendas icónicas, como mi gabardina azul turquí Zara o el hoodie Superdry que tengo puesto. Es pura vida y a la vez vida propia.

Luego vi cierres en varios títulos: UVR de 2035 al 3.648% y noviembres del 25 al 6.05%. No more, además dicté unas capacitaciones muy interesantes en la oficina.

Lo más gracioso de ayer es que compré una coca-cola en un puestico en la calle. El señor me dijo que qué pena, pero que en este momento no tenía normal sino “integral”. Yo le pregunté: “¿integral?”; y me pasó una Light, una coca-cola light.

Me fui con una sonrisa, tomándome una coca-cola integral

Un sábado de Boho Food Market

This image has an empty alt attribute; its file name is image-18.png

Ayer el mercado financiero estuvo muy quieto, debido a que la gente estaba expectante acerca del canje de deuda (del cual escribí también ayer de manera luenga). No se sabía qué iba a pasar, no era claro si se iban a desatar compras o ventas, puesto que en estas operaciones las reacciones no son tan obvias. Al final las tasas de valoración no se movieron mucho, el tiempo iba pasando y el dólar cerró a 3.096,80 pesos.

A las 11 de la mañana aproximadamente cortó la subasta de TCOs al 4.649%, 350 mil millones de pesos, los que se vencen en marzo de 2020. Luego llegó el medio día y vino algo incomprensible: el noticiero. Muchas veces la gente se queja de los noticieros pero pues no entiendo porqué los ven; es así de sencillo. Claro, hay noticias relevantes, pero la gente también goza mucho del amarillismo.

Tengo algo buenísimo para contarles. El sábado me di una deliciosa vuelta por Usaquén y almorcé en el Boho Food Market. Tenía pendiente ir desde hace rato, son tres pisos con pequeños restaurantes y mercado de comidas de muchas partes del mundo: colombiana, asiática, mexicana, española y así. Me comí un pollo al estilo mexicano y me antojé de muchas cosas. Qué buen plan, si no han ido se los recomiendo: pueden comprar nueces, aceites, jamones, postres, pastas, cocktails, de todo. Claro, mi pinta no fue boho-chic sino más bien como urbana-skater.

Sigo lamentando la muerte del cantante de The Prodigy. Ellos venían al Festival Estéreo Picnic pero cancelaron, puesto que conseguir cantante tan rápido, además la pena por la pérdida, era imposible. Los señores organizadores del Festival han conseguido algo imparable e inigualable como reemplazo: a Underworld. Underworld es la locura: un amigo cuasiprimo los ha visto en vivo dos veces y dicen que es uno de los mejores shows, casi y únicamente comparables con The Chemical Brothers… les mando aquí un mix que había hecho yo hace un par de meses, que contiene precisamente “Born slippy”, uno de los himnos de Underworld. Un remix muy Boho.

Canjes de títulos y bikinas

Hay algo importante que anunció ayer el Ministerio de Hacienda: hará canje de deuda. ¿Qué quiere decir esto? Vengan les explico. Cuando se le va a vencer una deuda, el gobierno puede decir para sus adentros “no paguemos todo, más bien paguemos una parte y prorroguemos otra”. Es lo mismo que si a ustedes se les va a vencer un crédito, van al banco y piden que se lo prorroguen dos años más. Es igual, la operación financiera es la misma.

El 17 de abril de 2019, pleno Miércoles Santo, pleno día en el que mi bebecita saldrá de regidora en las procesiones chiquitas de Popayán, y dos días antes de que la niña mayor salga de sahumadora en las procesiones grandes, ese día miércoles 17 de abril se vencen UVRs por valor de 10.5 billones (esto es sumándole intereses). Entendamos esto: se le vence una deuda por 10.5 billones entonces, como las tasas ahora están bajas, deciden prorrogar algo o todo (no se sabe aún), no pagarlo y más bien cambiarlo por títulos a 2023.  Para el Gobierno la deuda queda para pagar luego y para el que tiene los títulos pues queda una nueva inversión que no se va a vencer ahora sino que mas bien se vencerá en 2023. También harán canje con otros títulos, así como sale en el cuadrito de abajo, cuya explicación es exactamente igual:

¿Qué idea nos debe quedar? Que van a prorrogar unos títulos que se van a vencer. Ese es el resumen, eso es lo que necesitamos saber. El monto total es bastante: si solo por los UVRs son 10.5 billones, en total con el resto de títulos es mucho más.

Esta fue mi píldora financiera del día, es un escalón más alto hacia la búsqueda de eso que llaman cultura general. También hubo clases de postgrado y glamur: ya tengo establecido mi lunes de corbata. Luego llegué a la casa y oí algo de techno de Nina Kraviz. Ah, se me olvidaba decirles: el sábado estuve de chofer de tres muchachonas, entre ellas my Valentine, ya que las llevé y recogí al concierto de Luis Miguel. Fue una especie de acto de fé porque compraron boleta súper lejos, así que perfectamente podría haber sido el Yo me Llamo Luis Miguel. Dicen que estuvo buenísimo (el concierto y Luis Miguel) pero hubo gran desazón general: no cantó la Bikina.

¿La bikini? no, la bikina. Tal vez esa bikina se fue a hacer canje de deuda. En bikini.

ESTUDIO SOBRE RAPPIDEPENDENCIA Y HELADOS DE GULUPA

Es importante estudiar y también es importante hacer estudios. Así parecieran sinónimos, no son lo mismo, me explico. Estudiar es leer, escribir y rememorar teorías para exámenes obligatorios, regulatorios o porque simplemente quiero aprender algo; entonces, si a uno le gusta leer y la parte académica, ese proceso se vuelve una actividad establecida. Hacer estudios es otra cosa: es diseñar algo que se quiere averiguar, para ello hay que hacer trabajo de campo. Ayer realicé ambas cosas: estudié pero también hice un estudio.

¿En qué consistía el estudio? Era domingo, 1:15pm aproximadamente y decidimos almorzar en uno de los míticos sitios colombianos: Crepes y Waffles. O crepes and waffles, como se le quiera llamar. De hecho, cada vez me importa menos la ortografía y los anglicismos, no me parece relevante que alguien ponga algo mal escrito, en verdad es más importante algo ameno y mal escrito que algo perfectamente escrito pero aburridor. Entonces fui a pie con mi hijita menor, con gafas oscuras, perfectos outfits of the day, sol, brisa, elegancia y claro, hambre. Entonces empecé a ver demasiadas bicicletas de Rappi. Una cantidad abrumadora. Y ya sabemos que la culpa no es de ellos, ya sabemos que Rappi existe y es exitosa gracias a la pereza de la gente. Entonces nos propusimos contar las bicicletas de Rappi. He aquí el estudio: sabemos que hay un margen de error, entramos a las 2pm al Crepes, almorzamos y caminamos hacia la casa. Todo eso ocupó dos horas, pongámosle de 2:15pm a 4:17pm según lo apuntado. Horario tardío de almuerzo de domingo.

Vimos 60 bicicletas de Rappi, 3 de Uber-eats y 1 de un muchachito de domicilio de tienda de barrio, parecido al niñito de Coco. El radio de cuadras pongámosle que fueron catorce. Hubo almuerzos con crepes de chontaduro, crema agria y posteriormente helado de gulupa. Entonces ella, la bebé que no es bebé, fue la asistente. Así fue el fin de semana, mientras hubo conciertos de Luis Miguel y de Anuel (en verso).

El viernes apuntaba cierres financieros y vi que los julios del 2024 estaban al 5,794%. Esto se me hizo rarísimo porque en mi mente no me cuadra que los celebérrimos títulos del 24 estén por debajo del 6%, simplemente se me hace raro. También vi esto respecto a Estados Unidos, miren esto: publicaron su dato de producción industrial, fue del 0.1%; el dato anterior había sido -0.6%, así que esto fue mejor. Pero ese dato 0.1% fue menos que el 0.4% esperado, así que por ese lado fue peor; pero el dato anterior revisado lo cambiaron del -0.6% al -0.4% así que eso fue mejor. Entonces la pregunta de examen es: ¿El dato, en términos generales, fue mejor o peor? No lo sabemos, la verdad no tengo ni idea.

También escribí mucho. Blogs, frases, posts y libros. Una de las frases que saqué este fin de semana es esta: Los amores dormidos en algún momento se despiertan. Y un consejo: salgan y caminen, no seamos rappidependientes. Es más satisfactorio caminar y respirar con quienes amamos.

Feliz inicio de semana….

Mary Poppins Vs lady gaga

Hace poco me vi por fin Mary Poppins. Lo tenía pendiente desde hace bastante tiempo, no clasifiqué a verla en cine y bueno, me la vi en la casa con un poke que pedí a domicilio. Incluso se me hizo raro porque casi no veo películas en la casa y casi no pido a domicilio, siempre como que prefiero salir a dar una vuelta, bien sea solo o acompañado de mis niñitas. La vi y los números musicales me encantaron. Traté de meterme por medio de la tina hacia un mundo mágico pero no, más bien lo que hice, lo que hago, es imaginar mundos mágicos. Mundos en los que me hablan los muñecos que tengo a mi alrededor. Eso hace que los mundos interiores sean más vívidos así los exteriores no lo manifiesten.

Es verdad, siempre estoy imaginando mundos mágicos, tal vez por eso siempre viva en modo cloud (en las nubes) y tal vez por eso es que otra película que me vi, A Star is Born, no me haya gustado casi nada. Es más, Lady Gaga me cae muy bien pero su voz gruesa y facciones bruscas no me gustan. Me inclino por lo clásico de Mary Poppins. Y ya que hablamos de películas, hoy me invitaron a la función de prensa de Dumbo, a la cual lastimosamente no podré ir, debido a horarios que se cruzan en la mañana con los laborales. Dumbo, espérame entonces a que aparezcas en el cine, esta vez no podré ver tu primicia.

En toda la dinámica de escribir mi libro “Osías y Laura” y mezclar progressive house y hard techno, ya no destino tiempo para ver series; esas dos actividades anteriores copan mi atención y concentración. Sin embargo, alguien me recomendó “Russian Doll” en Netflix, me dice y argumenta que es sobre la Nueva York oscura. Cuando me anime nuevamente a prender el televisor la pondré, ténganlo por seguro.

Si tienen algo por ahí recomiéndenme, siempre serán bien recibidas las recomendaciones y los musts. En cuanto a música, ya que es viernes y seguro veré varias historias de Instagram (@kemistrye) en rooftops, conciertos de Anuel y remates en Baum, pues les dejo algo la locura: “The beauty and the beast” de Sven Väth. Aquí todo es más interactivo, no hay planos textos, este es el aire.

Sven Väth es uno de los pioneros del techno, píllenlo y me cuentan