Los consejos de Rossini respecto del mercado financiero

Resultado de imagen de gioachino rossini

Abrimos semana con un mercado que hoy ha estado comprador en títulos de tasa fija, mientras que el viernes fue vendedor. Esas volatilidades tan altas en tan poco tiempo siempre generan oportunidades pero también dejan el eterno “qué hubiera pasado si hubiera”. Nos pasa a todos. Lo mejor en esos casos es olvidarse y seguir adelante, lo pasado no importa y lo que efectivamente se materializa es lo que va ocurriendo, los cierres reales. Digamos que el pasado solo sirve para aprender, pero nada más. Hay que seguir adelante. En este momento los Tes de octubre de 2034 están al 6.32% siendo que por ejemplo el viernes estaban operando por los lados del 6.444%. Eso para un título largo, teniendo en cuenta la matemática financiera, es bastante dinero.

También ha habido volatilidad en el dólar: por ejemplo ahora está a 3.474 pesos y hoy mismo había estado a 3.546. Imaginen 72 pesos en una transacción de 2 millones de dólares, ahí son 144 millones de utilidad o de pérdida. Cuando hay tanta volatilidad es porque, en mi opinión, hay muchas fuerzas encontradas. Me explico: Si todo el mundo quiere comprar pues como que siempre sube, cuando todos quieren vender siempre baja, pero cuando un día sube y un día baja, como la gran y sublime teoría del ascensorista, pues es porque hay muchas noticias, muchas opiniones, muchos operadores y una sola pantalla. Así es, así empezamos semana pero siempre, eso sí, siempre está la posibilidad de lograr buenas cosas.

Y sí, vamos hacia las buenas cosas siempre. Malas nunca. La otra vez vi a alguien criticando mucho a la guaracha, un género de música electrónica. ¿Qué puedo decir? a mí claramente no me gusta, pero hay una frase que me encantó de Gioachino Rossini: “el único género musical que no es bueno es el que es aburrido”. Lo digo abiertamente: a mí no me gusta por ejemplo el rock en español, pero es erróneo decir que es malo, o la salsa, me puede no gustar pero no puedo decir que es mala. Entonces parafraseando a Rossini: “el único activo que no es bueno es el que es aburrido”.

Sí, Rossini. Sí, señor, lo digo cantando.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.