Salsas de Presto y detonantes intelectuales

Resultado de imagen de cocacola

Me encanta cuando ocurre lo que les explicaré a continuación. Es decir, me encanta cuando tengo la mente en blanco, no sé sobre qué escribir, miro las pantallas y veo que no hay algún dato diferente qué contarles. Es decir, si siempre les hablo de que los Tes bajaron o subieron, o que el dólar se subió, pues no tendrían valor estas letras. Si lo mismo que les escribo lo pueden encontrar en algún buscador, digamos google, para mí entonces no hay sentido. Entonces pensaba sobre qué podría hacer mi rutina diaria de ejercicios mentales, veo que los Tes se han subido de tasa hoy, efectivamente los largos de 2034 han pasado del 6.11% al 6.14%, puede incidir el paro, puede incidir el hecho de que ya habían bajado antes, no sé nada. Nadie lo sabe. Entonces pedí de afán un combo Presto y empecé a coquetearle al paquete (me refiero al paquete que llegó de Presto), mordisqueando una papita y le eché la famosa salsa. Caí en cuenta de que ese sabor siempre ha sido el mismo.

Me acordé de cuando Presto era lo único que había, cuando uno iba a San Andrés y el único sitio era Presto. La salsa sabe igualito. Me acordé entonces de algo que me contaron una vez: me mandaron unas fotos y me dijeron “tus niñas sí que están gigantes”. A mí no me parecía porque las veo siempre, pero cuando vi las fotos me dije a mí mismo “uy sí, han cambiado mucho”. Y claro, yo he cambiado: todos. Pero si siempre estamos viéndonos, no nos damos cuenta.

Se me empezó a venir a la mente una historia de la señora que trabajó con nosotros toda la vida, mi nana que adoro con mi alma. Mi niñera, María. Ella contaba que su hermana, quien ya falleció, hace 50 años trabajaba en una finca de unos señores de Cali (nosotros somos del Cauca) y ella cuenta que una vez la fueron a visitar. Ella me dijo que su hermana les brindó algo llamado CocaCola y que le pareció deliciosa y tenía el mismo sabor picante al tragar que ahora. Dijo que el sabor era el mismo. Como para propaganda.

¿Tienen recuerdos así? ¿de algo que no cambie nunca o que haya cambiado mucho? Con esto compruebo que la mente está llena de cosas, solo tiene que haber un detonante que las motive a salir. En este caso una salsa de Presto.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.