Los crucigramas, la inflación y la contemplación

Trataré de lograr plasmar estas ideas en el menor número de letras posible. Como les había dicho, se publicó ayer el dato de inflación: fue de 0.10% para noviembre y los encuestados esperaban 0.16%. Así que salió menor a lo esperado, en el dato global hubo menos inflación de lo que los encuestados por Bloomberg esperaban. Pero luego, si se miran los componentes, imaginen que un rubro suba mucho y otro baje mucho, ahí ya se empiezan a ver otros eventos. Entonces pensemos en esto: el dato total fue de 0.10%, pero está compuesto por una baja temporal de 0.47% en alimentos y por una subida en el resto de componentes (transporte, turismo, restaurantes, bla bla bla). Ahí entonces cada quien debe decidir si el dato es bueno o es malo. Conclusión: hay que ver los componentes (aplica para todo, hasta para el amor). Esto por un lado.

Por otro lado, siempre debo hacer una oda a lo que me gusta. No podría saber con exactitud, pero podría mencionarles que, sin contar libros y textos, gran parte de lo que he aprendido en la vida ha sido por los crucigramas. Eso me llama la atención, porque hace ya tiempo atrás alguien, palabras más palabras menos, denostó mi actividad de resolver crucigramas, argumentando que era una ociosidad y una pérdida de tiempo. Para esa persona, era mejor leer noticias y ver noticieros, era tal vez más relevante oír noticias de atracos, de declaraciones y, en fin, de lo que hablan las noticias.

Así que, redondeando mi idea, el arte de la contemplación es tan importante que precisamente está escondido para la gente en general, Redondeando todo, diría que, así como las conversaciones están sobrevaloradas y la calma y la escritura altamente infravaloradas, también los crucigramas, siendo una de las mejores fuentes de sabiduría, quedan relegados a la ignominia de manera injusta.

O de manera injusta, ahora que lo pienso, no me parece. Más bien es justo, es normal y hasta deseable que siga siendo así. Que permitan seguir siendo una joya de conocimiento para unos pocos. Para los demás están los titulares.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.