Oak y el blues de Beale Street

Resultado de imagen de el blues de beale street"

Dentro de tanta turbulencia financiera, a veces es necesario esperar que todo se calme, ya que actuar o tomar decisiones cuando las cosas están tan calientes, actuar así es peligroso y puede llevar a posteriores arrepentimientos. Ante el nerviosismo es mejor esperar, no es sostenible que algún activo suba o baje infinitamente. No hay pesimismo ni optimismo absoluto. Hay que sentarse, mirar los eventos y pensar en que cada día trae su afán. Ante Tes de 2026 al 6.005%, junios de 2032 al 6.658% (bastante altos) y volúmenes al alza, es mejor no actuar y esperarse. Tomarse un Chai Latte con leche normal de Starbucks, con algo de vainilla y canela. Endorfinas, azúcares y café: vengan y actúen. No todos los días puede haber subida de 19 puntos básicos, no es sostenible.

A propósito de azúcares, hace rato no les hablaba de gastronomía. Ayer degusté una hamburguesa en un excelente y recomendado sitio de Quinta Camacho, llamado OAK. La mordía, la besaba, le echaba salsas, me comía una papa en casco, la compartía con los otros comensales (todas mujeres y hermosas, todas las edades y amores), hubo ensaladas y costillas ahumadas. Es más, dicen que es el mejor sitio de delicias ahumadas de la capital. Gastronomía y literatura, calorías y letras. Por último, el postre era una explosión de migas de galleta con masmelos, esos mismos que uno quema en la fogata. Fue una experiencia deliciosa en Oak, previo a la arreglada del pesebre y al avance en mi libro “El blues de Beale Street”, que les mencionaré a continuación.

Este libro trata sobre la Nueva York pobre y de raza negra de los años 70s. Ahí voy, este es un clásico de la literatura norteamericana, me está encantando mucho, además luego de haber leído a Herta Müller, este es mucho más relajado y ameno.

La vida tiene que seguir, debemos seguir comiendo, debemos continuar respirando, esto no puede ser el fin.

Y sí, hay días así. Difíciles. Pero estos días sirven para valorar los días positivos, los días que vendrán.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.