En exclusiva, lo que le dijo ayer el sol a la luna…..

La historia del eclipse de sol es muy bonita. Como la luna salía de noche y no se podía ver con el sol, que sale de día, estaban claramente en un conflicto de probabilidades. Surgió entonces, por designios divinos, la figura del eclipse, una figura en la cual podían estar entrelazados; y ahí el eclipse se convirtió en su punto común, fue la solución perfecta para ellos manifestarse su amor, un amor que antes era algo imposible e impensado. La ciencia fue el agente facilitador y catalizador.

Esa es la historia del eclipse que se vio ayer. Esa me la contó la luna, anoche me lo susurró al oído, y es la historia en la que yo quiero creer. Yendo a un campo más terrenal, me place comentarles que, haciendo un balance general, la nueva deuda corporativa en Colombia en el primer semestre de 2019 fue de 6.5 billones de pesos. Eso es algo bastante positivo, ya que uno siempre habla de los Tes, que son deuda pública o mejor dicho del Estado; pero que empresas privadas hayan lanzado bonos, además tantas operaciones y de montos grandes, es un buen síntoma del estado de nuestra economía. Instituciones como Findeter, Isagen o Epsa y entes financieros como BTG Pactual lo hicieron. Me gusta eso, que no todo sea Tes y Tes y TEs.

Vi también ayer que las simultáneas, o sea las operaciones en las que se prestan títulos o se presta dinero, estuvieron entre el 3.96% y el 4.21%. Esto representa el costo de recursos en el mercado financiero, a eso la gente pide prestado y presta, este indicador da una luz de cómo se mueven las necesidades, más allá de simplemente mirar el 4.25% del Banco de la República.

Por último, me llamó mucho la atención que hubiera revivido el caso de la desaparición de Emanuela Orlandi. Es como nombre de película. No tenía ni idea de esto, Emanuela fue una niña que desapareció en Italia en 1983, de hecho lo consideran el crimen más famoso de Italia. Tiene mil incógnitas y hace unos días el Vaticano aportó unas teorías, mejor dicho revivió el tema. Es muy curioso.

Pero lo más curioso es esto: parece ser que le llegó a alguien un mensaje que decía lo siguiente: “Buscad donde indica el ángel”. Impresionante, debido a eso van a revisar unas tumbas y no sé más detalles.

Algo parecido, tengo entendido, le escribió el sol a la luna. “Buscad donde indique el eclipse”. Lo sé, yo vi a la luna sonreír anoche, ella me guiñó el ojo. El eclipse es otra de las tantas muestras de amor.

P.D. Con todo esto de buscar donde indica el ángel, me acordé del libro de Carlos Ruiz Safón, El Juego del Ángel. Es más, ayer por cuestiones de trasteos, estuve viendo libros viejos. Luego les cuento mis percepciones sobre los prólogos y las dedicatorias. Tal vez mañana, si el sol y la luna lo permiten.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.