Taekwondo, fútbol y DJ Hell

Empezó la vida en finanzas esta semana un poco más tarde de lo habitual. Sin embargo ese sentimiento perdura, la proactividad sigue así haya un delay de un par de horas, más aun en un fin de semana de grados escolares, ascensos en Taekwondo en niñas de once años y claramente el día del padre. Aprendí que el taekwondo es el arte del puño y la patada, entonces mientras estaba en el examen de ascenso desde “Blanco” a “Blanco franja amarilla” veía los demás exámenes de los más avanzados, los míticos cinturones negros así como en las películas. Buenísimas las patadas, la quebrada de la cuadrícula de madera, la venia, el chagui (no confundir con Shaggy, el muchachón de Scooby doo) y el Maki, que son las defensas (no confundir con los deliciosos makis de Aki Maki, restaurante proveedor del arte gastronómico del sushi en Popayán). Me encanta ver artes marciales y estuve muy orgulloso en ese plan, viendo a una china (no de la China, sino la acepción para referirse a una niña) de 11 años partiendo maderas y dando patadas. Espero esas patadas no se repitan en el ámbito hogareño, valga la aclaración.

Ahora el mercado empieza y les tengo datos, ya no del viernes, sino de hoy lunes. El dólar va por los 3.287 pesos y los Tes han abierto un poco para arriba en tasas. Sin embargo recordemos que ya había bajado bastante, así que una devuelta en tasas es de lo más normal del universo. Hay polémicas, gente que no le gusta el marco fiscal, gente a la que sí, divergencias y toda esa suma de personas asustadas y emocionadas conforman lo que se conoce como mercado. Todos los temores, la contumacia y el paroxismo conforman el borbollón financiero.

Me emocionó mucho ver los goles de la Selección Colombia, fue una emoción que no sentía desde el Mundial del año pasado con todo lo de Alemania, Rakitic, Modric, muy bueno. El fútbol es una pasión que, si bien no la vivo siempre y si bien casi nunca estoy pendiente, cuando llega el momento de ver partido me contagio. Ni siquiera sabía que había partido el sábado, todo coincidió y la pantalla gigante llegó a mí, sin ningún problema y sin ningún afán.

Por último hay algo de música: tal vez la mejor compilación del año es el Faze de Dj Hell. La locura. Se los recomiendo.

2 thoughts on “Taekwondo, fútbol y DJ Hell”

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.