Libros transversales, gap en pesos mexicanos y prolegómenos

Recordemos el poder de una declaración; o ni siquiera declaración, sino el poder de un par de palabras. Ayer anunciaron que suspenderían las tarifas para México y claramente eso fue bien visto. El peso mexicano abrió el lunes a un nivel muy diferente de lo que había cerrado el viernes; cuando eso ocurre, cuando hay una brecha tan grande entre un cierre y una apertura, se dice que el peso mexicano, o cualquier activo, “abrió con gap”. El viernes había cerrado a 19,62 y luego el lunes abrió a 19,30. Esos 28 centavos de diferencia la gente los ganó o los perdió de inmediato, sin haber prolegómenos.

Así va el mercado. Además vengan les doy unos datos que les pueden servir: el dólar está a 3.257,06 pesos colombianos, recuerden no más cómo estaba hace dos semanas. También dos títulos de los más famosos de Colombia, los agostos del 26 y los abriles del 28, rentan al ponderado y valorado 5.89% y 6.174% respectivamente.

El viernes pasado escribí sobre los abogados, ¿recuerdan? alguien me escribió, me habló de que, si bien hay varios problemas en la práctica, digamos que en esencia el ser humano tiene derecho a su defensa, a su protección y hay una fe implícita en que puede cambiar su comportamiento. Estoy totalmente de acuerdo con ella; la abogada que me escribió me recomendó, por cierto, “El proceso” de Kafka. No lo he leído pero lo tendré en mi lista de libros por leer, vi unas recomendaciones y seguro se ve fenomenal. Colosal.

Colosal como ya el que acabé: La velocidad del amor, de Antonio Skármeta. Ya le di bastante palo durante estos días, ya aquí termino, ya no agobio más, pero es que pocas veces había visto una lectura tan ágil. Mencionan en el libro otras obras que me encantaron, como Lolita o El Túnel, eso le agregó un toque más de condimento. Ahora empezaré otro que les diré luego, puesto que tengo varios candidatos que me hacen ojitos. Vamos a ver por cuál me decido, mientras tanto sigo con La maravillosa historia del Español.

Como la palabra “transversal” está de moda en todos los discursos organizacionales y en las definiciones modernas de cargos, pues me pongo a la vanguardia y diré que este libro es transversal. Es algo que se va leyendo y puede ir paralelo a una novela, sirve de condimento y de coadyuvante en las otras novelas, tal cual.

Bueno, ahí creé una categoría: libros transversales. Ese del Instituto Cervantes es un libro transversal. Recomiéndenme, qué libro les gustaría que me leyera. Saludos.

Gracias Antonio te dejaré en paz un tiempito mientras leo otras cosas…..

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.