Los Levi’s 501, el Mío Cid y la confianza del consumidor

El viernes hubo un dato que me sorprendió: el índice de confianza del consumidor en Colombia. Fue negativo en 9.6 y los encuestados esperaban 3.2 positivo. Un rango grande, una diferencia asaz prominente, cosa que me pone a pensar en si el dato fue muy bajo o en si las expectativas estaban muy altas. Piénsenlo y la respuesta no es tan obvia. Siguiendo por los lineamientos de la economía, leí el informe de los niños de investigaciones económicas y quería contarles algo del PIB. ¿Recuerdan que había salido más bajo de lo esperado? Pues básicamente, hubo un dato malo que fue el de Construcción. Si quitamos ese rubro, el crecimiento hubiera sido del 3.4%. Sí, esto lo supe y es algo de resaltar, es algo que me sugiere que estamos no tan mal como cree la gente.

Si les interesa saber más de este PIB y otros datos, el informe de Corficolombiana está muy bueno, si les interesa me avisan y les doy el dato. Siempre hay glamour y moda, es algo inherente en el buen vestir, no importa que sea pinta deportiva o pinta casual. Respecto a esto, hoy alguien cumple años: el Levi’s 501, de hecho cumple 146 años todos los 20 de mayo. Recuerdo que antes la marca Levi’s no existía legalmente en Colombia y para conseguir un 501 tocaba hacer peripecias. Era más fácil conseguir mercurio, colmillos de elefante o heroína. Un primo los conseguía, los originales 501, qué buenas épocas. Luego salieron otros estilos y recuerdo con agrado y con bastante nostalgia un diseño que me gustó muchísimo más: los Levi’s engineered, eran espectaculares. Happy birthday 501.

Los bolsillos de atrás quedaban súper abajo, eran espectaculares. Con ellos hice muchas mezclas y bailé bastantes tracks de house. Aún los conservo por ahí, mírenlos:

Imagen relacionada

El viernes, además de datos de confianza al consumidor, fue testigo de un filete a la mostaza sublime con spaghetti al burro. Yo lo bautizaría un engineered filete 501 a la mostaza. Todo quedó con dólares a 3.321,99 pesos y con Tes de 2034 al 7.155%, así cerró todo, así culminó la literatura financiera. Sí, yo soy un poeta financiero.

Luego ayer terminó la serie (no sé si definitiva o temporalmente) de los Stark, Lannister y Targaryen. Vamos a ver hoy qué tanto comenta la gente, qué bloopers sacan y qué críticas salen, todo es muy gracioso. La gente estuvo en el Baum Festival viendo ahí al gran Boris y a Anastasia mientras yo iba a festivales artísticos de jarabes tapatío.

Les dejo una última píldora de sabiduría: así como ahora Game of Thrones es popular, en el siglo X, por allá lejos, lo más popular era El cantar del Mío Cid. Esa obra fue un gran determinante del éxito del idioma Español. Seguro que si en esa época hubiera internet, todo el mundo estaría pendiente de qué iba haciendo Rodrigo Díaz de Vivar, si se enamoraba, si se equivocaba y si mataba gente. Yo estaría pendiente a ver qué jeans usaba, si unos 501 o unos engineered.

La eterna mezcla entre lo interior y lo exterior.

Resultado de imagen para el mio cid

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.