ESTUDIO SOBRE RAPPIDEPENDENCIA Y HELADOS DE GULUPA

Es importante estudiar y también es importante hacer estudios. Así parecieran sinónimos, no son lo mismo, me explico. Estudiar es leer, escribir y rememorar teorías para exámenes obligatorios, regulatorios o porque simplemente quiero aprender algo; entonces, si a uno le gusta leer y la parte académica, ese proceso se vuelve una actividad establecida. Hacer estudios es otra cosa: es diseñar algo que se quiere averiguar, para ello hay que hacer trabajo de campo. Ayer realicé ambas cosas: estudié pero también hice un estudio.

¿En qué consistía el estudio? Era domingo, 1:15pm aproximadamente y decidimos almorzar en uno de los míticos sitios colombianos: Crepes y Waffles. O crepes and waffles, como se le quiera llamar. De hecho, cada vez me importa menos la ortografía y los anglicismos, no me parece relevante que alguien ponga algo mal escrito, en verdad es más importante algo ameno y mal escrito que algo perfectamente escrito pero aburridor. Entonces fui a pie con mi hijita menor, con gafas oscuras, perfectos outfits of the day, sol, brisa, elegancia y claro, hambre. Entonces empecé a ver demasiadas bicicletas de Rappi. Una cantidad abrumadora. Y ya sabemos que la culpa no es de ellos, ya sabemos que Rappi existe y es exitosa gracias a la pereza de la gente. Entonces nos propusimos contar las bicicletas de Rappi. He aquí el estudio: sabemos que hay un margen de error, entramos a las 2pm al Crepes, almorzamos y caminamos hacia la casa. Todo eso ocupó dos horas, pongámosle de 2:15pm a 4:17pm según lo apuntado. Horario tardío de almuerzo de domingo.

Vimos 60 bicicletas de Rappi, 3 de Uber-eats y 1 de un muchachito de domicilio de tienda de barrio, parecido al niñito de Coco. El radio de cuadras pongámosle que fueron catorce. Hubo almuerzos con crepes de chontaduro, crema agria y posteriormente helado de gulupa. Entonces ella, la bebé que no es bebé, fue la asistente. Así fue el fin de semana, mientras hubo conciertos de Luis Miguel y de Anuel (en verso).

El viernes apuntaba cierres financieros y vi que los julios del 2024 estaban al 5,794%. Esto se me hizo rarísimo porque en mi mente no me cuadra que los celebérrimos títulos del 24 estén por debajo del 6%, simplemente se me hace raro. También vi esto respecto a Estados Unidos, miren esto: publicaron su dato de producción industrial, fue del 0.1%; el dato anterior había sido -0.6%, así que esto fue mejor. Pero ese dato 0.1% fue menos que el 0.4% esperado, así que por ese lado fue peor; pero el dato anterior revisado lo cambiaron del -0.6% al -0.4% así que eso fue mejor. Entonces la pregunta de examen es: ¿El dato, en términos generales, fue mejor o peor? No lo sabemos, la verdad no tengo ni idea.

También escribí mucho. Blogs, frases, posts y libros. Una de las frases que saqué este fin de semana es esta: Los amores dormidos en algún momento se despiertan. Y un consejo: salgan y caminen, no seamos rappidependientes. Es más satisfactorio caminar y respirar con quienes amamos.

Feliz inicio de semana….

6 thoughts on “ESTUDIO SOBRE RAPPIDEPENDENCIA Y HELADOS DE GULUPA”

  1. Hola Jorge, maravilloso… te felicito! Gracias por seguir deleitandonos con tus especiales escritos. Abrazos!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.