La belleza prohibida de las palomas

 

Ayer el dólar cerró a 3.000,00 a la 1pm, algo que aparentemente me sonaría extraño puesto que es demasiado exacta la cifra. Aunque si lo pienso de verdad, lo extraño es solo por percepción, puesto que es exactamente igual de probable que hubiera cerrado a 2.997,65 o a 2.996,43; es simplemente una sucesión de cifras. Pero claro, estilísticamente es curioso, es cosméticamente bonito o feo, según como se quiera ver.

 

Me gusta escribir en voz alta, en voz baja y en susurros; para todo esto necesito dos insumos: lo que me ofrece mi interior (mi alma) y lo que me ofrece el exterior (el alma de afuera como un ente abstracto). Ocurre que ayer, mientras estaba sentado en el pasto almorzando, mirando mi alma, vi caminar al lado mío dos palomas hermosas. Pensé en una contradicción: qué lástima que las palomas sean tan sucias aun siendo tan bellas. Son hermosas pero es mejor no acercarnos, no las podríamos acariciar, aparentemente tienen como mil bacterias. Conllevan dentro de sí una belleza digamos que inalcanzable, solo admirable. Las dejé ir, el sol también se fue, quedó la experiencia, el solaz y unas cuantas letras.

 

Vi un alto PIB en Estados Unidos: creció su economía 4.2%, más que el 4% esperado. Una de las empresas que aportan bastante ahí es Starbucks; de hecho me encantó una noticia que decía que un local de Starbucks México solo ha contratado adultos mayores, algo así, nada de jóvenes. Es una gran enseñanza para todos, es valorar la experiencia que da los años, no todo puede ser juventud.

 

Todos los tramos de la curva de edades son importantes. Tengámoslo presente.

 

 

Buena suerte para hoy..

 

 

p.d. todo lo encuentran en mi Instagram @kemistrye

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.