Cuatro escenarios, cuatro posibilidades

Averiguando varias dinámicas del mercado ayer, pude percatarme que al principio de la mañana hubo efecto Tes-Mex: No sé qué tanto pueda ser cierto, puede ser que sea coincidencia, no lo sabemos, pero el hecho es que la moneda mexicana se movía relativamente de forma similar a los Tes colombianos. Así como hay música Tex-Mex, con Tigres del Norte y Los Bukis, veo que también hay música Tes-Mex. Luego más adelante hubo compras de esos mismos Tes, pero ya no por efectos mexicanos sino aparentemente por efectos de expectativas políticas, ya que en t+2 se realizarán elecciones para elegir a la persona que regirá el país. Recuerden que votaré en Usaquén y les narraré toda la dinámica en su momento, además quisiera almorzar en The Monkey Pub y hacer peleas de zapatos (shoe fights).

 

Veo cuatro escenarios, digamos que cuatro personas me ofrecen alternativas diferentes, cada una bajo diferentes estilos. Una opción es súper vistosa, tiene mucha gente, hay mucha bullaranga y la propuesta es mainstream, es decir para el gran público en general. Hay otra opción muy parecida a la primera pero bajo un escenario un poco más discreto. La tercera opción es súper elegante, calmada, la gente es hermosa y todos están tranquilos, tomando distancia y lanzándose miradas amigables. La última opción que veo es bastante oscura, ni veo quién está ahí, veo un afiche que dice Unterbog, sí, es bastante underground. No sé qué opción escoger, no supe cuál.

 

Me refiero a los cuatro escenarios del Baum Festival, grandioso festival al que fui el sábado pasado, ¿pensaban que me refería a algo diferente?.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.