Encajes y lomos de cerdo bridados en tocineta

Buenos días:

 

Debido al bajo dato de inflación presenciado ayer y publicado el lunes, leí por ahí en un informe financiero que se vislumbra, de ahora en adelante, la posibilidad para una baja de tasas hasta de 50 puntos básicos. Es una posibilidad. Amigos lectores, recordemos y teoricemos el razonamiento: si se ve que la inflación está controlada, entonces en cierta forma pasa a un segundo plano su manejo para ahí sí entrar a impulsar el crecimiento económico vía baja de tasas. Ese es el pensamiento. Y bueno, ayer vimos dólares bajos a 2.895 pesos y también títulos muy comprados.

 

Era ayer fin de bisemana. Hace rato no les mencionaba este término: Es un día martes cada dos semanas, en el cual las instituciones financieras deben cuadrar algo que se llama encaje. Deben cuadrar sus encajes, tratando de evitar al máximo que los arranquen o los desgarren, so pena de un desencaje (o de una desinflación).

 

Ayer me deleité con algo y aquí ya no hablo de encajes. Me deleité con un lomo de cerdo bridado en tocineta. Cada vez que partía un pedazo y me lo llevaba a la boca sentía un placer inmenso, sentía estrellas en tercera dimensión, lo masticaba lentamente mientras veía una película coreana de la cual hablaré luego de manera extensa y exclusiva. La película es La Doncella; y bueno, esta película tiene profusión de encajes también.

 

Qué delicia, me volví a antojar.

 

Buena suerte para hoy!

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *