Esto ocurrirá a finales del año 2016, pongan mucha atención…

(fuente: Amnistía Internacional)

Esperen en pocos días algo que, con toda seguridad, va a ocurrir. En la primera escena, o primer ejemplo, imaginen a una niña de quince años disfrutando de sus vacaciones, durmiendo hasta tarde y con un total desorden en su habitación. Con seguridad la señora madre le dirá en tono algo estricto; le pedirá, es más, le exigirá que organice todo, a lo que la hija le responderá: “ay, mamá, el próximo año”. También, como ejemplo segundo, puede ocurrir que se encuentra un muchacho con su amigo y se dirán, antes de pegarse en la espalda, sí, casi al unísono se dirán: “uy, no nos veíamos desde el año pasado”. Como tercer ejemplo, algún Emo, candykid o, de alguna forma, algún muchacho sensiblero y escritor de diarios, podría poner en sus vivencias del próximo primero de Enero algo así como “hoy es domingo, querido diario, y quiero confesar que no me baño desde el año pasado”. Ejemplos así se verán en los próximos días, no se les haga raro que alguien los manifieste bajo alguna variante similar a las anteriormente descritas. Cambia el año de 2016 a 2017 y bueno, también cambian las épocas: antes, cuando había cheques, siempre ocurrían errores en las firmas de las primeras erogaciones del año, teniendo que destruir con bastante dolor el onerosísimo papel moneda de instituciones otrora existentes como Banco del Estado, Corpavi o el Banco de Colombia. Esto, por lo menos en mi caso, ya no ocurre.

 

Se nos va acabando el año y no hablaré de lo que se fue, y de quienes se fueron, sino más bien de lo que llegó. Tuvimos fútbol a deshoras y para rematar en japonés, tuvimos a James Rodríguez aquí en Bogotá desayunando pan de chocolate mientras los fans se preguntaban en qué negociaciones andaría, tuvimos la oportunidad de ver a grandiosos personajes recitando “La Fuerza está conmigo y soy uno con la Fuerza”, tuvimos congresos gastronómicos, viajes por tierra, musicales y bastantes canciones escuchadas en varias plataformas. Hubo picnics en Estéreo, juegos Olímpicos, selfies, videos hechos en creativas aplicaciones de celular, polémicas “malumescas” de cuatro babys, billetes nuevos, Almax y bueno, también Almas. Muchas almas. En pocos días les tendré mi top de lo mejor de 2016, ya se acerca. Revisando mi página www.lavidaenfinanzas.com , veo que hay mucha tela de dónde cortar.

 

(fuente: ¡Era Nuestro Planeta!)

Por ahora, si se encuentran a algún amigo, pueden planear una ida a comer en enero y decirle “nos vemos el próximo año, viejo tales!!” y terminar con risa socarrona.

 

Buena suerte para hoy, para siempre…..

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *