Un delfín en el Congreso Gastronómico de Popayán

congeso (foto de miguel Varona….fuente: http://gastronomicopopayan.org/)

El próximo jueves, si no están mal los calendarios y si la línea de tiempo sigue corriendo normalmente, será 8 de septiembre. Desde ese día Popayán, que ya de por sí es mágica, se volverá una fiesta total. Fiesta en el mejor sentido de la palabra, en el sentido que le confiere la reunión de mucha gente de todas las edades y de muchas regiones en torno al décimo cuarto Congreso Gastronómico. Todavía se pueden inscribir si así lo desean, aun hay tiempo.

 

Qué alegría, esta vez sí podré estar. Con mis bártulos llegaré y déjenme les cuento en resumen todo lo que va a ocurrir. El país invitado es Bélgica y la región invitada es Huila. El jueves, luego del acta de apertura, habrá ruedas de prensa, actividades artísticas y un coctel de inauguración a las 8pm. Luego de este coctel no sé si haya saraos o barahúnda, aunque la probabilidad es baja debido a la necesidad de estar pispo, compuesto y rozagante para el día siguiente.

 

El viernes es el primer segmento académico, de ahí la categoría de Congreso. “Bélgica, más allá de las expectativas” es el nombre de la conferencia. Habrá luego otro segmento interesante sobre temas socioculturales, otro sobre cocina saludable recursiva, sobre el café, cocina de insectos, del Pacífico y hasta la relación de la cocina con el cine. Aquí me detengo y hago una salvedad: así como en los discursos cuando uno se gana un Oscar o un Grammy, es imposible mencionar todos los eventos y todas sus características, seguro pasaré alguno por alto y de antemano pido disculpas si eso ocurre.

 

Habrá muestras de cocina belga, disertaciones sobre el beneficio de la pasta, talleres de gastronomía para niños y actividades en Yanaconas, un barrio de Popayán que llevo en mi corazón. Zaperocos huilenses, catas de quesos y cervezas, catas de aceite de oliva y de caviar, maridajes y fritos en miniatura; muestras, folclor y más muestras. Aquí acaba el viernes, comprométome a tener todos los bríos necesarios para nadar en todas estas aguas sin quedar calosfriado. Sí, nadar, ya les digo porqué.

 untitled

Pasemos rápido, el espacio apremia. El sábado habrá mucha información sobre Huila y su cocina; la gastronomía como instrumento de paz, más muestras y catas. Antójense: imaginen esas catas de cerveza y quesos, con ese clima delicioso de mi ciudad a media tarde. Interesante el tema de Panadería para no panaderos. Imaginen todas las conversaciones que se darán entre un evento y el otro, imaginen el sentimiento y la camaradería. Imaginen el maridaje entre las personas.

 2_800X600

Llega el domingo y todo terminará con sus respectivas actividades artísticas y culturales. Ese domingo seguiré nadando. Sí, nadando, porque seré el delfín. Yo soy el delfín del Congreso Gastronómico de Popayán y asumiré mi cargo con total gallardía e ímpetu. ¿porqué delfín? Los invito a que averigüen, les dejo la inquietud. Allá les explico.

 

 

2 thoughts on “Un delfín en el Congreso Gastronómico de Popayán”

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *